Pasar al contenido principal
Jessica Vargas

Expertos ven positivo el cobro de impuestos a Netflix y recomiendan revisar legislación

En Bolivia el anuncio del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) y la intención del Ministerio de Economía de implementar una  tasa tributaria a las plataformas digitales generó dudas respecto al servicio que podría pasar con el operadores y su prestación de servicios dentro de Bolivia. 

La regulación surgió desde hace varios años en los países de la región, donde plataformas como Netflix y Airbnb han mantenido sus servicios sin impactos negativos. En este contecto los expertos aseguran que la aplicación de la medida es adecuada para el país. 

¿Qué pasaría en Bolivia?

El experto en tecnologías de información, Cristian León considera que el pago de impuestos de empresas de servicio digital streaming en el país sería positivo porque de esta forma se podrá conocer cómo están operando, además de recaudar tributos de su funcionamiento, que países como Bolivia necesitan. “Es algo que está pasando a nivel global, por regular, estas empresas no se han ido, es algo muy normal”.

“Esta empresas generan gran cantidad de ingresos que no los reportan, no sabemos cuántos usuarios tienen o si obligan a que se registren. Vamos a tener mayor acceso a la información”. Cada año se pierden 240 mil millones de dólares que las empresas retienen al no pagar impuestos, explicó León.

Sin embargo, considera que las normativas en la cuales se enmarcan estos cobros a nivel de la región está desactualizada por lo que las empresas “aprovechan” los vacíos legales para transmitir la carga impositiva al consumidor.  

En Argentina se cobra un impuesto a plataformas internacionales que brindan servicios por internet de 21%, sobre el costo final del servicio, como parte de la reforma tributaria de ese país. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) manifestó que se recaudaron 19 millones de dólares, desde su aplicación. En Uruguay, según refiere Netflix, desde el 1 de enero de 2018, se aplicó un impuesto al valor agregado (IVA) del 22% a los servicios digitales, que se indica por separado en su factura mensual. 

El experto en tecnología, Mario Durán, asegura que los "unicornios tecnológicos" deben pagar el impuesto sobre las utilidades de las empresas (IUT), el impuesto a las transacciones (IT) y el impuesto al valor agregado (IVA). "Netflix especifica que en países que les cobran impuestos estos son pagados, esta información se encuentra en las respectivas páginas web, por lo tanto, es falso que estas empresas y otras similares dejen de operar en “x” países, por el pago de impuestos", detalla. ​

Para el abogado especializado en nuevas tecnologías, David Oliva, todas las empresas que generen servicios en el país, independientemente si son plataformas extranjeras o nacionales, deben tributar. "(Esta medida) no tendría que tener un efecto negativo, de hecho estas plataformas tienen la política de  tributar donde el país lo exige". 

Empero coincide en que es es necesario proponer normativas entorno a este tipo de servicios. "Lo que necesitamos es una normativa para cubrir temas de economía colaborativa, servicios de streaming, para que de esta manera las plataformas de internet tengan las reglas claras. Un gran error es ver a las empresas tecnológicas con un régimen diferenciado". ​

Desde 2016, Australia cobra el 10% de impuesto, mientras que en Estados Unidos el impuesto que paga Netflix es entre el 6 y 9%, en algunos de los estados como Pennsylvania.

En Colombia la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) resolvió que los operadores, como Netflix, Spotify y Uber presentaran una declaración de IVA para pagar un impuesto bimensual del 19 por ciento, medida que rige desde el 1 de julio del 2018.

“La DIAN también detalló que los prestadores de servicios desde el exterior deben cobrar el IVA cuando los usuarios directos o destinatarios de sus servicios sean colombianos, y estos deberán ponerle la lupa a quienes paguen con tarjeta de crédito o débito, o desde una cuenta bancaria colombiana en dos casos puntuales”, detalla el diario El Tiempo.

Colombia paga una suscripción de 5,33 dólares, una de las tarifas más baratas del mundo según un estudio revelado por la plataforma Comparitech.com, con datos al 27 de noviembre del 2018.

En Chile, según el Ministerio de Hacienda el Impuesto a Servicios Digitales (ISD) se estudia la aplicación de una tasa del 19%, número recomendado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y los empresarios, en el marco del proyecto de Modernización Tributaria.

En el caso de Airbnb, Oliva considera que se debe generar una normativa específica que "identifique a los prestadores de servicios, identificar la habitualidad en el comercio, ponderando la naturaleza, cantidad y frecuencia con la que uno realiza la venta de productos o presta el servicio". 

Los expertos coinciden en que antes de la imposición tributaria se debería trabajar en la normativa nacional y a partir de este momento generar espacios de debate entorno a la innovación tecnológica y las normas, empero la visión continúa siendo positiva. 

En conclusión, León recomienda generar normativas específicas que promuevan la competencia y que obliguen a que las tasas impositivas se paguen sobre los ingresos brutos de las compañías.     

"Yo he visto que la reacción ha sido muy negativa de pincipio, es necesario debatirla y hay que entender que es algo que está pasando a nivel global pero no se debe perder de vista que quién debe pagar los impuestos son las empresas grandes", Cristian León          

 

En Portada