Pasar al contenido principal
Redacción Central

Tigo abre más aulas digitales para inclusión de niños con capacidades diferentes

El programa de inclusión digital que promueve la empresa de telecomunicaciones Tigo en Bolivia se extiende a otras regiones del país. Actualmente, 29 aulas funcionan a nivel nacional, una de ellas en Quillacollo, beneficiando a más de 3 mil niños  a través de la tecnología e internet.

El Centro de Educación Especial La Misión, en el municipio de San Javier, y el Centro de Educación Especial Santa Catalina, ubicado en el barrio Julio Leigue de la ciudad de Santa Cruz, ahora cuentan con aulas digitales que potencian las habilidades cognitivas y motrices de niñas, niños y jóvenes con capacidades diferentes, informó la compañía en un comunicado de prensa.

“En Tigo Bolivia vivimos para mejorar nuestras comunidades a través de la inclusión digital. Gracias a la tecnología y el acceso a internet, como herramientas terapéuticas y educativas, podemos potenciar el desarrollo cognitivo y psicomotriz en los niños y jóvenes con capacidades diferenciadas. Estas herramientas permiten a los terapeutas, psicólogos y educadores trabajar en las necesidades de cada niño y sacar lo mejor de cada uno de ellos”, destacó Pablo Guardia, gerente general  de Tigo.

Para la instalación de las 29 aulas digitales de Tigo, se adecuaron los ambientes de los centros de educación especial.

Están equipados con  tablets, consolas Xbox Kinect, televisores plasma. Además, cuentan con internet, aplicaciones y programas para el desarrollo cognitivo y psicomotriz (acorde a cada tipo de discapacidad) que son actualizados periódicamente.

“Los resultados han sido óptimos. Los estudiantes han logrado el objetivo de mejorar en lo intelectual y motriz”, dijo Mirian Bohorquez Quevedo, directora de la unidad educativa Arnoldo Schimmer, ubicada en Quillacollo, Cochabamba.

 

DATOS

Estadística. Según el INE, tres de cada 100 personas tienen una dificultad permanente en Bolivia.

Necesidad. El Sistema de Información del Programa de Registro Único Nacional de la Persona con Discapacidad indica que 31% de las personas con discapacidad en Bolivia son niños y jóvenes, por ello es imprescindible brindarles educación en condiciones adecuadas.

Beneficiarios. Los niños con síndrome de Down, parálisis cerebral, discapacidad sólo en extremidades inferiores, autismo, entre otros, tienen acceso al aula digital de Tigo.

En Portada