Pasar al contenido principal
Redaccion Central

Conozca a dragonfleye 1.0, la libélula cibernética

Draper, una compañía de biomedicina de Cambridge (Massachusetts, EEUU), está desarrollando una innovadora tecnología para convertir una libélula en una especie de dron con vida que realice tareas de polinización guiada, vigilancia, espionaje o ser usada en el campo de la medicina.

El proyecto se llama DragonflEye —de las palabras inglesas 'dragonfly', libélula, y 'eye', ojo—, y el componente principal de esta tecnología es una micromochila equipada con paneles solares para recolectar energía que incorporan sistemas integrados de guía y navegación para controlar el vuelo de las libélulas compuesto por herramientas optogenéticas (o la activación de neuronas necesarias con luz) que Draper produce en colaboración con el Instituto Médico Howard Hughes (HHMI, por sus siglas en inglés).

Un híbrido entre insecto y robot, un cíborg, es lo que persigue el proyecto de Draper. “DragonflEye es un tipo totalmente nuevo de microvehículo aéreo más pequeño, más ligero y más sigiloso que cualquier otra cosa hecha por el hombre”, explica el investigador principal, Jesse J. Wheeler, en la página web de la compañía.

La idea es usar esas herramientas para enviar órdenes desde el receptor acoplado al insecto a sus neuronas de dirección, que controlan el vuelo de la libélula a través de su sistema nervioso. Esto supone un enfoque totalmente novedoso a la hora de crear insectos "teledirigidos".

Para esto, el HHMI encontró la manera de que estos dispositivos sean sensibles a la luz, incorporando en la mochila sensores ópticos equipados con unos genes sintéticos, similares a los que se encuentran normalmente en el ojo humano. Los que serán capaces de guiar a las libélulas usando pulsos de luz.

Tras esta primera versión se prevén varias pruebas y realizar algunos ajustes. La compañía espera que estas pequeñas libélulas realmente puedan llegar a ser usadas en muchas partes como máquinas de polinización, además no descarta trabajar en diseñar abejas y otros insectos de estos tamaños.

En Portada