Pasar al contenido principal
Catherine Camacho

Nueve datos que debe saber sobre el sarampión

En Bolivia, después de casi 20 años de silencio epidemiológico se informó de un caso de sarampión, el pasado 23 de abril. El reporte de esta enfermedad contagiosa se comunicó en un momento donde el país hace frente a la pandemia del coronavirus.

El 2017, la Organización Panamericana de la Salud otorgó al país  una certificación de la eliminación del sarampión. El último caso en Bolivia fue reportado el año 2000.

El caso positivo de sarampión de este 2020 es una trabajadora de salud, en Santa Cruz, sin antecedentes de viaje ni contacto con turistas. Inmediatamente se procedió con el protocolo sanitario que consiste en el aislamiento del paciente, investigación de contactos, vacunación de bloqueo en la unidad vecinal, seguimiento a la aparición de casos sospechosos y búsqueda activa de casos, según informó Virgilio Prieto, director nacional de epidemiología.

Tras las investigaciones se identificó que la paciente, una pediatra embarazada, tuvo  contacto con una niña de Cotoca que al presentar los primeros síntomas tos y fiebre fue diagnosticada como un caso de dengue grave y fue hospitalizada en Santa Cruz donde tuvo el contacto con la pediatra.

Posteriormente, la niña presentó enrojecimiento de la piel, síntoma típico del sarampión, y se verificó que no tenía la vacuna del sarampión.

Sobre la reaparición del sarampión en la capital cruceña, la tesis del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz apunta a que se trata de un caso importado.

Marcelo Ríos, director del Sedes en Santa Cruz, informó que se identificó un contacto que permitirá explicar el origen de esta enfermedad. Se trata de un niño de seis años de edad al cual se le realiza los estudios correspondientes y podría ser el paciente cero.

“Con la entrevista y las pruebas de laboratorio vamos a establecer nuestra presunción o tesis de que se trate de un caso importado, y a la vez definir cuál es el caso índice (o caso cero)”,  dijo Ríos citado por un medio colega.

Adicionalmente, el Sedes realiza el seguimiento a por lo menos dos personas más.  Bolivia mantiene la alerta sanitaria por la enfermedad.

El responsable de sanidad detalló que se realizaron más de 2.000 vacunaciones a potenciales portadores de la enfermedad en Cotoca y Santa Cruz, desde niños hasta adultos de 49 años.

En la región, desde 2016 se reportaron enfermos con sarampión en Brasil, Chile, Argentina, Perú y Uruguay.

Cifras

Según un reporte de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en 2019 un total de 20.554 casos confirmados de sarampión fueron notificados en las Américas, incluidas 19 defunciones, en 14 países y territorios de la región.

Entre el 1 de enero y el 22 de febrero de 2020, seis países notificaron casos confirmados: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Estados Unidos y Uruguay. A ellos se suma Bolivia.

¿Por qué volvió a aparecer?

La vacuna es la manera más eficaz para evitar que una enfermedad altamente contagiosa como el sarampión se propague.

Expertos señalan que los nuevos brotes del sarampión en diversos países de América y Europa responden a la falta de inmunización contra esta enfermedad.

Y las razones detrás de esta realidad difieren de un lugar a otro. Los influyentes movimientos “antivacunación” han ido ganando terreno.

A pesar de la abrumadora evidencia científica que respalda los beneficios de las vacunas, estos grupos sostienen que las mismas son innecesarias o dañinas, a la vez que denuncian teorías conspirativas por parte de las grandes empresas farmacéuticas y muestran una gran desconfianza en el gobierno.

Con todos estos antecedentes, es importante saber de qué se trata esta enfermedad. Entérese qué es el sarampión, cuáles son sus síntomas, el tratamiento, vacuna y otros detalles.

1. ¿Qué es el sarampión?
Es una enfermedad infecciosa de origen viral y es considerada una de las más contagiosas de la infancia, dice el médico pediatra Giuseppe Grandy Aranda.
El sarampión es causado por el virus perteneciente a la familia Paramyxoviridae y al género Morbillivirus.
El virus infecta el tracto respiratorio y se extiende al resto del organismo.
Desde hace más de 5.000 años el sarampión afecta a la humanidad. “Fue introducido en América en el siglo XVII por los colonizadores europeos causando cientos de muertos entre los nativos”, explica el experto.
Comenta que tras intensas campañas de vacunación durante varios años, América Latina fue declarada libre de sarampión.
Luego, entre 2017 y 2019 en América hubo otro rebrote en 14 países de la región entre ellos Venezuela, Brasil, EEUU, según datos de la OPS.

2. ¿Cuáles son los síntomas?
El especialista explica que después de un período de incubación promedio de 10 días, se inician los primeros síntomas  que son fiebre (en niños con pico de 39 a 40°C), rinorrea (abundante salida de líquido por la nariz), tos, dolor de garganta y congestión nasal. Además de ojos rojos, llorosos y con sensibilidad a la luz.
Comenta que también se tiene dolores musculares y lesiones pequeñas e irregulares como granitos, de color rojizo con el centro blanquecino en la mucosa oral.
Al cabo de varios días aparece una erupción en la piel manchas y granos rojos que habitualmente se inicia en la cara, de forma centrífuga, se disemina al tórax, al cuerpo y a las extremidades, explica el pediatra.

3. ¿Cómo se transmite?
El virus del sarampión es muy contagioso y se propaga por la tos y los estornudos, el contacto personal íntimo o el directo con secreciones nasales o faríngeas infectadas.
Las personas con sarampión pueden transmitir la enfermedad desde 4 días antes a que aparezca la erupción en la piel hasta unos 4 días después, comenta el experto.
“En este periodo es en el que tienen altas concentraciones virales en sangre y en fluidos respiratorios”, dice.
Es posible que una persona que se exponga al virus no presente síntomas hasta 8-10 días después.

4. ¿Cuál es el tratamiento?
Grandy explica que no existe terapia antiviral específica para el sarampión. Se aconseja medidas de soporte con manejo de la fiebre, hidratación y adecuado apoyo nutricional.

5. ¿Cuáles son las complicaciones?
En cuanto a las complicaciones descritas en niños menores incluyen otitis media aguda, neumonía, laringitis obstructiva y ocasionalmente diarrea aguda. “También se describe como complicación grave la encefalitis postinfecciosa en 1 por 1.000 casos”, señala el especialista.

6. ¿Cómo se puede prevenir el sarampión?
“La medida preventiva más relevante es la inmunización con vacuna”, dice el experto.
 Actualmente, se tiene la vacuna combinada triple viral (SRP) que cubre: sarampión, rubeola y parotiditis para niños entre el año y 5 años de vida. Esta vacuna tiene dos dosis, una entre los 12 a 15 meses y la otra entre los 2 a 5 años.
“Alrededor del 93 por ciento de las personas que reciben la primera dosis de la SRP desarrollan inmunidad al sarampión y con la segunda dosis, alrededor del 97 por ciento de las personas están protegidas”, dice el pediatra.
Existe otra vacuna, la SR que se la aplica a mayores de 5 años y cubre el sarampión y la rubeola. Se la aplica cuando el niño o una persona mayor no recibió la SRP (una o ambas dosis) entre los 5 hasta los 50 años.

7. ¿Quiénes están en riesgo de contraer la enfermedad?
Los niños menores de cinco años y quienes no hayan recibido la vacuna son los que corren mayor riesgo, así como las mujeres embarazadas sin vacunar.
Asimismo, las personas con el sistema inmunitario debilitado: niños desnutridos, con leucemia o infección por el VIH.
También son más propensos quienes tienen deficiencia de vitamina A. Es más probable que tengan síntomas más graves y complicaciones.

8. Medidas para proteger a las personas vulnerables
Grandy explica que se puede administrar la vacuna contra el sarampión a las personas no inmunizadas,  dentro de las 72 horas de ocurrida la exposición al virus del sarampión para que los proteja contra la enfermedad. “Si aun así la enfermedad se manifiesta, suele tener síntomas más leves y dura menos tiempo”, señala.

9. ¿La vacuna es gratuita?
El profesional de salud explica que en Bolivia “la vacuna está dentro del Programa Ampliado de inmunización (PAI) de nuestro país, por lo tanto es gratuita”.

En Portada