Pasar al contenido principal
AGENCIAS

Estilo de vida saludable previene Alzheimer

Un estilo de vida saludable puede prevenir el mal de Alzheimer y otros tipos de demencia senil aun cuando haya propensión genética hacia ese tipo de enfermedades, son los resultados de un estudio.

Los que tienen una alta susceptibilidad genética y además deficientes cuidados de salud son tres veces más propensos a sufrir de demencia senil comparado con quienes tienen poca susceptibilidad genética y hábitos saludables, dice el estudio publicado el pasado domingo.

Independientemente de la herencia genética que lleve una persona, una buena dieta, hacer ejercicio, escaso consumo de alcohol y no fumar alejan las posibilidades de sufrir demencia senil.

“Considero que estas son buenas noticias”, expresó John Haaga del Instituto Nacional de Geriatría de Estados Unidos, uno de los patrocinadores del estudio. “Nadie puede garantizar que esta terrible enfermedad no ocurrirá”, pero es posible inclinar la balanza hacia la salud si uno tiene buenos hábitos de vida, comentó.

Los resultados fueron exhibidos en la Conferencia Internacional sobre el Mal de Alzheimer en Los Ángeles, y publicados en la revista especializada Journal of the American Medical Association.

Unas 50 millones de personas sufren de demencia senil y el mal de Alzheimer es el tipo más común. La incidencia siempre depende de una combinación de predisposición genética y estilo de vida, pero hasta el mundo científico no había tendido los datos necesarios para determinar cuál es la influencia de cada parte.

En Portada