Pasar al contenido principal
Catherine Camacho

Cuatro datos sobre los gases y las bochornosas flatulencias

Tener gases es algo tan común en los seres vivos porque todos los alimentos los generan en menor o mayor proporción. Diariamente, las personas expulsan entre 10 a 20 flatulencias, como parte de un intestino sano y en movimiento. Los gases son fruto del trabajo que hacen las bacterias que viven en la flora intestinal y ayudan a digerir los alimentos y absorber los nutrientes.  

Sin embargo, el inconveniente viene cuando la producción de gases es excesiva, provocando molestias, hinchazón y dolor.  Los gases y las flatulencias son un problema digestivo muy común que afecta a muchas personas. A veces son difícil de controlarlos  y provocan incomodidad y  vergüenza.

La nutricionista Fabiola Maldonado explica que los gases son acumulaciones de aire que están formados por anhídrido, carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y metano. Tienen su origen en el estómago o los intestinos.  Los gases se eliminan en forma de eructos por la boca y por flatulencias por vía anal.

1. Cuáles son las causas
La experta explica que hay diversas causas que provocan los gases. Entre ellos está el tragar más aire de lo habitual cuando uno ingiere la comida, al masticar y tragar rápidamente o al hablar mientras se come, pues con ello se ingiere burbujas de aire. Esto también pasa cuando uno fuma, mastica chicle, toma bebidas gaseosas y hace uso de la bombilla.
Por ello, aconseja masticar lentamente los alimentos, no comer rápido para evitar tragar mucho aire y evitar las bebidas gaseosas.
Las flatulencias también pueden producirse por el consumo de determinados alimentos, una dieta baja en fibra, una mala digestión o la fermentación de alimentos no digeridos y la intolerancia a algún alimento o a la lactosa.
El estrés, la ansiedad y algunos medicamentos también pueden ser motivo de la aparición de estos indeseados visitantes.
Asimismo, los problemas de salud también influyen, como inflamaciones del tracto gastrointestinal o padecer el Síndrome del Intestino Irritable.

2. Alimentos que producen más gases
Todos los alimentos generan gases, pero existen aquellos que ocasionan mayor cantidad. Maldonado recalca que no se trata de eliminar de la dieta estos alimentos, porque cada uno tiene propiedades importantes para el organismo. Aconseja recurrir a un especialista para que le brinde una dieta personalizada.
Algunos de los alimentos que producen más gases son:
Lácteos: leche, crema, mantequilla, queso, yogurt, entre otros. Es la causa principal de las flatulencias debido a la lacto-intolerancia.
Cereales de grano entero: salvado, trigo y aquellos que contengan gluten.
Azúcar: En exceso es una fábrica de flatulencias, especialmente las ingeridas en jugos de manzana, y algunas azúcares artificiales.
Leguminosas (legumbre seca): garbanzos, frijoles (arvejas), lentejas, habas; debido al alto contenido de fibra soluble.
Vegetales: brócoli, pimiento verde, col (repollo), cebolla, rábano, nabo, remolacha (betabel), papa y coliflor.
Alimentos chatarra: grasosos, fritos, pasteles, productos muy procesados o con muchos conservantes.
Productos conservados en vinagre: pepinillos, aceitunas, cebollitas y escabeche.
Bebidas gaseosas y alcohólicas. Maldonado explica que entre las bebidas alcohólicas la cerveza produce muchos gases por la fermentación.

3. Remedios naturales
Se aconseja tomar infusiones de mates después de cada comida, pues ayudan a combatir los gases y flatulencias, entre ellos: manzanilla, menta, canela, jengibre, hierbabuena e hinojo.
Incluir en la dieta alimentos como la avena, arroz, trigo, semillas, frutas, verduras, nuez y pan integral, ayuda a disminuir los molestos gases. Asimismo, la piña -con sus enzimas digestivas- y el yogur fermentado con probióticos son muy beneficios contra los gases.

4. Importancia del agua y el ejercicio   
Una buena hidratación es fundamental  porque el agua mejora el tránsito intestinal.  La falta de agua hará que las heces se endurezcan causando estreñimiento y gases.
Es recomendable ingerir dos litros de agua al día.
Por otro lado, el ejercicio es primordial para ayudar a distender el abdomen. “La pared abdominal tiene que estar tonificada, pues ayuda a la eliminación de gases ”, indica Maldonado.
Aconseja por lo menos caminar erguido, subir y bajar gradas por la movilización de los pies y la parte abdominal baja.

 

DATOS

Masajes circulares. La nutricionista Fabiola Maldonado señala que cuando existe dolor abdominal se debe realizar masajes circulares.
Dice que los masajes deben hacerse en el trayecto del intestino grueso, como las manecillas del reloj, empezando de la parte derecha baja y siguiendo todo el trayecto del intestino grueso hasta llegar a la parte izquierda baja.

Liberar flatulencias. Expertos indican que otra manera efectiva de liberar flatulencias, cuando uno no las puede expulsar, es caminar a paso constante, realizar sentadillas a un ritmo muy lento o tomar pequeños sorbos de agua, hasta beber un litro.

Fibra, agua y ejercicios. Expertos coinciden en que es necesario incluir fibra en la dieta, tomar suficiente agua y hacer ejercicios para ayudar al  organismo en el proceso de digestión.  Además, no mezclar muchos alimentos.

En Portada