Pasar al contenido principal
AGENCIAS

10 reglas del protocolo real que el príncipe Harry y Meghan Markle ya no tienen que cumplir

A comienzos de este año el príncipe Harry y Meghan Markle anunciaron que renunciaron a sus funciones en la familia británica y que buscarán su independencia financiera.

“Después de muchos meses de reflexión y de discusiones internas, hemos escogido este año para comenzar una transición progresiva hacia nuestro nuevo papel en esta institución", anunciaron el príncipe  el pasado 8 de enero en un comunicado.

La pareja aseguró que trabajará para ser financieramente independiente, mientras continúan apoyando plenamente a la Reina. “Es con su aliento, particularmente en los últimos años, que nos sentimos preparados para hacer este cambio. Ahora planeamos equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y América del Norte, continuando honrando nuestro deber hacia La Reina, la Commonwealth y nuestros patrocinios”, añadieron los duques de Sussex.

Sin embargo, los miembros de la familia real generalmente siguen un estricto conjunto de reglas que dictan todo, desde cómo sentarse lo que pueden  comer. Ahora que el Príncipe Harry y Meghan Markle renunciaron a sus funciones en la familia real británica, hay muchos protocolos que ya no deberán cumplir. A continuación te compartimos cuáles son:

1. Pueden abrazar y besar a sus seguidores

Grant Harrold, experto en etiqueta y ex mayordomo del Príncipe Carlos, dijo en una entrevista con Insider que está mal visto que la realeza toque físicamente a sus seguidores. “Además de una regla de etiqueta, plantea un gran riesgo de seguridad si alguien puede acercarse tanto que puede tocar a los miembros de la familia real”, explicó.

Aunque eso no ha impedido a Harry y Markle abrazar (y en el caso de la duquesa, besar) a sus admiradores en el pasado, esto generalmente se ha reservado para los niños más pequeños que se encuentran en los paseos reales.

2. Pueden firmar autógrafos

Según el protocolo de la familia real, ningún miembro puede firmar un autógrafo durante una aparición pública para así proteger la legitimidad de su firma. El blog de la Casa Real británica señala que solo se les permite firmar documentos oficiales y no otro tipo de papeles, ya que esto podría ocasionar que alguien intente copiar una firma sin autorización. Markle rompió esta regla cuando firmó el libro de autógrafos de una niña de 10 años en 2018.

3. Markle puede volver a actuar

Markle interpretó a Rachel Zane, una asistente legal convertida en abogada, en el programa de televisión norteamericano Suits. La actriz dejó su papel en el drama legal antes de ingresar a la familia real en 2018. Sin embargo, no habría sido posible que la duquesa continuara obteniendo sus propios ingresos mientras al mismo tiempo recibía fondos de los contribuyentes británicos.

El príncipe Harry recientemente señaló esto como una de las decisiones de la pareja: “Nuestra esperanza era continuar sirviendo a la Reina, la Commonwealth y mis asociaciones militares, pero sin fondos públicos. Desafortunadamente, eso no fue posible”, dijo.

The Times informó hace poco que la duquesa firmó un acuerdo de doblaje con Disney. Aparentemente, la compañía planea hacer una donación a la organización de vida silvestre “Elefantes sin fronteras” en lugar de pagarle una tarifa a Markle.

4. Markle y Harry ya no están obligados a representar a la Reina en los eventos oficiales de la familia real

“Según lo acordado en este nuevo acuerdo, entienden que están obligados a retirarse de los deberes reales, incluidos los nombramientos militares oficiales. Ya no recibirán fondos públicos para los deberes reales”, anunció un portavoz del palacio tras el anuncio de su renuncia.

Asimismo, el duque y la duquesa eran anteriormente responsables de representar a la Reina durante las visitas a sus patrocinios, o durante importantes eventos públicos, incluidos los servicios del Día del Recuerdo.

5. No necesitan tener un servicio de bautismo para su próximo hijo

En su bautismo, Archie lució el tradicional vestido de bautismo real, que también había sido usado por el Príncipe George, la Princesa Charlotte y el Príncipe Louis. El vestido es una réplica de la túnica de bautismo real encargada por la reina Victoria en 1841. La túnica original fue usada por generaciones de bebés reales, y la réplica fue encargada por la reina Isabel II en 2004, para que el “atuendo histórico sea preservado”. Al igual que sus primos, Archie también fue bautizado con agua del río Jordán, ya que se dice que fue donde Jesús fue bautizado.

6. Harry y Markle ya no serán tratados como “su alteza real”, ahora serán llamados por sus nombres

Sin embargo, esto es algo que Markle y Harry ya habían comenzado a incorporar lentamente antes de abandonar la familia real. Los funcionarios del palacio le dijeron a la corresponsal real de Vanity Fair, Katie Nicholl, que el duque y la duquesa estaban felices de que se dirigieran a ellos por sus nombres durante su gira real por África. Esto fue una contradicción directa con las pautas oficiales establecidas en el sitio web de la familia real, que establecen que los miembros de la realeza deben ser tratados como “su alteza real”.

7. No deberán privarse de las demostraciones públicas de afecto

Tim Rooke, un fotógrafo real de Shutterstock, dijo en una entrevista con Insider que Harry y Markle son la pareja más cariñosa que ha fotografiado. “En mi reciente viaje a Irlanda del Norte con Harry y Meghan, fue difícil no notar la cantidad de tiempo que pasó mirándolo amorosamente a los ojos”, aseguró. “No he visto tanto cariño entre dos miembros de la realeza en mis décadas como fotógrafo”.

8. El duque y la duquesa ya no tienen que seguir el mantra de la reina: “Nunca te quejes, nunca expliques”

El tradicional mantra “nunca te quejes, nunca expliques” fue adoptado por primera vez por la Reina Madre cuando se convirtió en Reina Consorte en 1936, y pasó a su propia hija, nuestra actual Reina Isabel II, que parece haber seguido la regla de cerca durante su reinado.

El duque y la duquesa de Sussex sin embargo, rompieron esta regla en sus últimos meses como miembros de la realeza. En un documental de ITV sobre su gira por África, hablaron emocionalmente sobre cómo la vida real había impactado negativamente su salud mental.

9. Markle podría comenzar a vestirse como solía hacerlo antes de convertirse en un miembro de la realeza

Markle ha usado varios fascinantes atuendos y vestidos de gala como la duquesa de Sussex. Sin embargo, ahora que no es un miembro trabajador de la familia real, es probable que la veamos volver a usar más ropa casual, como jeans y chaquetas, que ha usado en el pasado.

10. El príncipe Harry también podría comenzar a vestirse de manera más informal

El vestuario real del Príncipe Harry consiste a menudo en la misma chaqueta J-Crew con la que ha sido visto una y otra vez (no menos de 24 veces desde que conoció a Meghan), a veces corbata negra, un traje y tal vez incluso un sombrero. Sin embargo, al igual que Markle, Harry ahora no asistirá a estos eventos y, por lo tanto, no tiene ninguna razón para mantenerse al día con los estrictos códigos de vestimenta real.

En Portada