Pasar al contenido principal
AGENCIAS

Exbailarina demanda a ballet

Alexandra Waterbury es una antigua estudiante del New York City Ballet. Cuando pertenecía a la compañía tenía un novio que se llama Chase Finlay, también bailarín. La joven, de 19 años, acude ahora a los tribunales con una demanda en la que acusa a la compañía de haber creado un ambiente de “fraternidad” que permitió a su antigua pareja mandar en secreto a sus compañeros, donantes y empleados fotos de ella desnuda sin ser reprendido. Busca así una compensación económica por el daño causado.

La antigua bailarina descubrió que su novio le grababa cuando no llevaba ropa y  guardaba esos videos y las fotos que tomaba cuando los dos practicaban sexo. La joven asegura que todo se hizo sin su consentimiento.

A partir de ese momento crearon un grupo para intercambiar las fotos. La demanda asegura que el New York City Ballet miró hacia otro lado ante la degradación sexual.

El NYC Ballet considera, en todo caso, que la demanda presentada por la joven bailarina “no tiene base” y niega de forma contundente la acusación de que permitió este tipo de actividad por parte de Finlay y otros empleados citados.

En Portada