Pasar al contenido principal
Redacción Digital

El diputado Quispe dice que el MAS "ha muerto" y quema su bandera

Tras la jornada de elecciones primarias marcada por la inasistencia de los militantes a las urnas, el diputado Rafael Quispe quemó hoy en plaza Murillo una bandera del Movimiento al Socialismo (MAS), asegurando que el partido de Gobierno "ha muerto".

"Hay que ponerle epitafio y enterrarlo", dijo Quispe a tiempo de calificar como una "vergüenza" que el presidente Evo Morales haya anunciado un masiva votación para esta elección. De acuerdo a los datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) el MAS consiguió el voto de un 40% de los militantes habilitados para sufragar, al 95,22% de las actas transmitidas.

"Ni los masistas quieren votar por ellos, va a perder por goleada", manifestó el legislador, mientras quemaba la bandera azul, blanco y negro, que alguna vez -según sus palabras- fue de la esperanza.

Quispe señaló que ahora lo más hidalgo que pueden hacer Evo Morales y Álvaro García Linera es renunciar a la repostulación y permitir que otras personas sean las candidatas.

"Lo que debería hacer mi examigo Evo es renunciar a al repostulación ya no debería repostularse, una vergüenza va a perder", agregó.

 

En Portada