Pasar al contenido principal
Imagen

El reto de una cobertura de salud para todos y en todas partes

Cuerpo

Como cada año, a iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde el 7 de abril de 1950, se celebra el Día Mundial de la Salud. Este año, bajo el lema: “Cobertura sanitaria universal para todas las personas, en cualquier lugar”, esta institución persigue el objetivo de poner de manifiesto la importancia de que las administraciones trabajen para la promoción de estrategias concretas que fomenten la salud de todos.

De esta forma, la OMS, que cumple hoy 70 años de existencia, ha lanzado una serie de recomendaciones dirigidas a los organismos de gobierno y a los ciudadanos para que la meta de la sanidad universal CSU (Cobertura Sanitaria Universal) sea una realidad para todos los habitantes del planeta, sin distinción de raza, religión, creencia política, condición económica o social. Algunas de las directrices más destacadas a este respecto pasan por la necesidad que tienen los órganos de mando de recoger las opiniones de la población –en lo que respecta a la cobertura– o colaborar con asociaciones defensoras de la sanidad universal. Por ello, pide a los líderes mundiales que se comprometan a adoptar medidas concretas para promover la salud de sus ciudadanos, ya que, según recuerda, no sólo mejora la salud de las personas y su esperanza de vida sino que “también protege a los países de epidemias, reduce la pobreza y el riesgo de padecer hambre, crea empleos, impulsa el crecimiento económico y promueve la igualdad de género”.

Asimismo, la institución ha señalado que las principales funciones de la ciudadanía en este ámbito se basan en que manifiesten sus necesidades y opiniones sobre la CSU o establecer contacto con las autoridades locales y organizar eventos, como debates y entrevistas, para que puedan interactuar con los responsables sobre temas de la cobertura sanitaria universal.

Además, recuerda que aquellos países que invierten en la cobertura sanitaria universal realizan una “importante inversión en su capital humano”, pero lamenta que todavía la mitad de la población mundial no puede acceder a los servicios de salud que precisa. “Si los países quieren alcanzar la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, mil millones más de personas deberán beneficiarse de la CSU de aquí a 2023”, insiste la OMS.

Ante esta situación, este organismo ya tiene previstos una serie de actos a lo largo de 2018, tanto a nivel mundial como local, para alcanzar el objetivo de salud para todos, y confía en que sirvan para intercambiar medidas que pueden adoptarse para lograrla. “Nadie debería tener que elegir entre la muerte y las dificultades económicas. Nadie debería tener que elegir entre comprar medicamentos y comprar alimentos”, aseveró el director general de este organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Por otro lado, distintas instituciones médicas y de salud han aprovechado esta celebración para reivindicar el papel de los profesionales de este ámbito y visibilizar las deficiencias y necesidades que se tienen, por ejemplo, en cuanto al número de personal en todos los servicios de salud, primordial no sólo para garantizar la CSU, sino también para mantener la salud y prevenir las enfermedades, publica la OMS en su página digital.

 

Meta lejana

El reto propuesto para este año puede parecer irrealista si se considera que el último informe de la OMS, publicado en diciembre pasado con el Banco Mundial (BM), destacaba que al menos la mitad de la población del planeta carece de acceso a servicios sanitarios básicos y que los progresos continúan siendo desiguales.

A pesar de las disparidades, numerosos logros han sido conseguidos en materia de salud, durante estas siete décadas, siendo quizás el más importante el aumento de la esperanza de vida, actualmente, se viven unos 25 años más que en 1948, seguido quizás por el despliegue de campañas mundiales que han permitido luchar contra las principales enfermedades mortales como la viruela, el paludismo o la tuberculosis.

“La buena salud es los más valioso que alguien puede tener, porque cuando las personas están sanas pueden aprender, trabajar y mantenerse a sí mismas y a sus familias, mientras que cuando están enfermas nada les importa y tanto las familias como las comunidades quedan abandonadas”, afirmó ayer el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Otros logros conseguidos en materia de salud, desde la creación de la OMS, son la reducción considerable del sarampión, paludismo u otras enfermedades tropicales que debilitan el organismo, como son la lombriz de Guinea y la elefantiasis. También se ha reducido considerablemente la transmisión del virus VIH, responsable del SIDA, la sífilis de madre a hijo, o la amplitud de hábitos mortales como el consumo de tabaco.

La OMS ha contribuido también al abaratamiento de los tratamientos contra el sida, que han beneficiado a más de veinte millones de personas, prolongando su esperanza de vida. Además, ha llamado la atención acerca del peligro que representan otras infecciones crónicas, como la hepatitis B o C, y ha favorecido la investigación sobre vacunas eficaces contra la meningitis, el ébola y la malaria.

Desde sus comienzos, la OMS ha aglutinado a los mejores expertos mundiales para que elaboren informes y publiquen recomendaciones sanitarias que son referencia internacional, como la clasificación internacional de enfermedades utilizada por más de 100 países. También se ha enfrentado a los nuevos desafíos de las enfermedades no transmisibles, el 70 por ciento de los fallecimientos actuales, como el cáncer, diabetes y enfermedades cardíacas.

Sin embargo, una cobertura de salud universal está aún lejos de conseguirse, si se tienen en cuenta las grandes disparidades que existen sobre el tema entre países y continentes. Para intentar dar un paso más en esta dirección, durante la reunión anual de la Asamblea Mundial de la Salud, que se celebrará en Ginebra en mayo próximo, se propondrá una nueva agenda focalizada en la salud para todos.

 

SEPA MÁS

¿Qué es la cobertura sanitaria universal-CSU?

Consiste en asegurarse de que todas las personas puedan recibir servicios sanitarios de calidad, en el lugar y en el momento en que los necesiten, sin tener que pasar aprietos económicos. Algunos países han realizado grandes avances.

 

Algunos hechos y cifras sobre el estado actual

Por lo menos la mitad de la población mundial no puede recibir servicios de salud esenciales. Más de 800 millones de personas (casi el 12 por ciento de la población mundial) se gastan como mínimo el 10 por ciento del presupuesto familiar en gastos de salud, incurriendo en lo que se ha denominado “gastos catastróficos”.

 

En Portada

  • Violencia y vandalismo marcan el cierre de impugnaciones a binomios
    A horas del cierre de plazo para las impugnaciones a los binomios para las elecciones primarias, una marcha convocada por la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno de Santa Cruz terminó con la quema del edificio del Tribunal Electoral Departamental (TED), de una sucursal de Entel y de las...
  • Paranaense vs Junior, en camino hacia una histórica Copa
    Muy alejados de la expectación mundial que ha despertado la final de Libertadores, Atlético Paranaense y Junior de Barranquilla disputarán hoy (19:45 HB) un partido histórico: el que puede darles su primer título internacional en casi un siglo de vida si conquistan la Copa Sudamericana que se...
  • El Gobierno plantea reglamentar el uso del segundo aguinaldo
    Una de las propuestas del Gobierno es que una parte del segundo aguinaldo que reciban los trabajadores se destine a la compra de productos nacionales para incentivar la economía del país. Esta propuesta varía de la sugerencia inicial, que era que una parte del segundo aguinaldo sea pagada en...
  • El Gobierno invita a jubilarse a 1.010 maestros que tienen entre 60 y 70 años
    El Ministerio de Educación detectó 1.010 maestros que tienen entre 60 y 70 años de edad que aún están en ejercicio y los invitó a jubilarse en cumplimiento del Reglamento del Escalafón, informó ayer el viceministro de Educación Regular, Valentín Roca. “No es un retiro forzoso, es una invitación...