Pasar al contenido principal
EFE

El Presidente de Filipinas llama a matar a obispos católicos

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha arremetido de nuevo contra los obispos católicos al afirmar que éstos “son inútiles” y animó a matarlos en un país donde el 85 por ciento de la población profesa el catolicismo.

“A su obispos, mátenlos. Esos bastardos no sirven para nada. Lo único que hacen es criticar”, aseveró el mandatario en un discurso en Manila, cuya transcripción fue difundida ayer por la oficina presidencial.

En un acto posterior, señaló que la Iglesia católica es la institución “más hipócrita del mundo” y aseguró que el 90 por ciento de sus sacerdotes son gais.

La Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas ha rehusado responder a los comentarios de Duterte: “No queremos añadir más leña al fuego. Cualquier comentario sólo exageraría el asunto”, indicó un comunicado de la conferencia.

En Portada