Pasar al contenido principal
Imagen

8 mil inscritas en carrera pedestre

Cuerpo

Más de 8 mil mujeres de todas las edades, condiciones y capacidades ya apuntaron su nombre para ser parte de la “Marea fucsia” y correr, trotar o caminar un trayecto de tres kilómetros “por una vida feliz y libre de violencia”, este domingo, como indica Maricruz Ribera, máxima representante del movimiento femenino “Yo soy mi primer amor”, quien organiza el evento.

Según Ribera, la meta principal es lograr que más de 10 mil mujeres participen de este evento que reúne la fortaleza femenina y demuestra la unión por la lucha en contra la violencia de género.

La carrera se realizará este domingo 26 de agosto y reunirá a todas las mujeres que participarán desde las 8:00 de la mañana, y se repartirán gorras y algunos volantes a todas las participantes, quienes también harán calentamiento y un pequeño ritual de empoderamiento.

El recorrido es de tres kilómetros comienza en el parque Teleférico, para pasar toda la avenida Heroínas hasta la avenida San Martín. De este punto las participantes recorrerán todo el Prado, finalizando en la plaza de Las Banderas, donde todas las corredoras recibirán sus medallas y una banda musical amenizará su llegada y compromiso por la causa.

Los puntos de inscripción se ubican en Univalle, Unifranz, plaza principal 14 de Septiembre y Hupermall de la avenida Pando donde se recibirá, durante todo el día, a mujeres que quieran unirse al megaevento femenino.

 

DATOS

Yo soy mi primer amor. El movimiento femenino “Yo soy mi primer amor” empezó en la ciudad de La Paz en 2014 y es un programa educativo de prevención a la violencia que basa su metodología de trabajo en promover la igualdad de género. Durante todo el año realiza diferentes actividades y talleres de autoestima, empoderamiento para mujeres, varones, padres, madres y familiares.

Marea fucsia. Las organizadoras recomiendas que las mujeres que participen de la carrera 3K asistan con prendas rosadas y fucsias para generar uniformidad y reflejar unión contra la violencia de género.

En Portada