Pasar al contenido principal
Imagen

Hallan gen que protege del cáncer a elefantes

Cuerpo

Un grupo de investigadores descubrió un gen que protege de sobremanera del cáncer a los elefantes, una especie animal con unas incidencias muy bajas de muerte por esa enfermedad comparada con los humanos, de acuerdo con un estudio publicado en la revista especializada Cell Reports.

“Los animales grandes y longevos desarrollaron mecanismos robustos para suprimir o eliminar las células cancerosas a fin de vivir tanto tiempo como lo hacen, y alcanzar su tamaño adulto”, señaló uno de los autores, el puertorriqueño Juan Manuel Vázquez, de la Universidad de Chicago (EEUU).

Se estima que el 17% de los humanos fallece de cáncer, mientras que sólo el 5% de los elefantes, que viven alrededor de 70 años y tienen aproximadamente 100 veces más células potencialmente cancerígenas que las personas, muere por culpa de esta enfermedad.

Para entender el porqué de este pequeño porcentaje de mortalidad, los investigadores analizaron el gen supresor tumoral p53, del cuál los humanos tienen una copia en su organismo, y encontraron que los elefantes poseen 20 copias.

Este hallazgo, sin embargo, no fue el que sorprendió más al equipo liderado por Vincent Lynch, profesor también de la Universidad de Chicago.

Mientras estudiaban el p53 en elefantes, descubrieron un gen, conocido como factor inhibidor de la leucemia 6 (LIF6), que ha evolucionado con el paso del tiempo y se ha convertido en un “valioso gen funcional” para la supresión del cáncer, según Lynch.

“Su función, cuando es activada por p53, es responder al ADN dañado y matar la célula cancerígena”, sintetizó el científico.

 

DATOS

Una proteína ataca. El gen LIF6 produce una proteína que ataca a las mitocondrias de las células con cáncer, provocando su muerte.

Ocho genes LIF. Los elefantes tienen en total ocho genes LIF, aunque hasta ahora sólo se ha identificado como “funcional” al LIF6, que estuvo inactivo durante numerosas generaciones.

Crecer. Los autores creen que el LIF6 fue activado en el momento en que la especie de los elefantes sintió la necesidad de crecer de manera exponencial.

En Portada