Pasar al contenido principal
Wilson Aguilar

Diez días de violencia y la solución al conflicto de Adepcoca se aleja

Por décimo día, ayer continuó la represión policial en contra de los cocaleros de la Asociación Departamental de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca) que reclaman el control del mercado de Villa Fátima ahora en manos del dirigente Arnold Alanes, afín al MAS y protegido por el Gobierno.

Pese a los reclamos de los vecinos de los barrios de Villa Fátima y Villa El Carmen por el daño que sufren por los enfrentamientos, no se vislumbra salida alguna al conflicto, peor aún con las amenazas del viceministro de Seguridad Ciudadana, Nelson Cox, que ayer dijo que tiene a 30 cocaleros de Adepcoca que portan dinamitas, que ya están identificados y serán detenidos y procesados.

Cox defendió además a la Policía. “Que nadie se atreva a cuestionar su trabajo”, dijo ante denuncias y difusión de videos en los que aparecen agentes reprimiendo a cocaleros de Adepcoca en complicidad con civiles.

En la víspera, en Villa El Carmen se registraron dos enfrentamientos entre productores de la hoja de coca y efectivos policiales. Uso indiscriminado de gases, balines, reportados por este sector, que en respuesta recurrió al uso de petardos y cachorros de dinamita.

Luego de una asamblea, los cocaleros iniciaron una marcha con destino a la sede de Adepcoca, en Villa Fátima, que tiene fuerte resguardo de la fuerza del orden, pero, al llegar al inicio de Villa El Carmen, se vieron sorprendidos: los uniformados los esperaban y no les permitieron continuar recurriendo al uso de agentes químicos. Durante el primer enfrentamiento, ante el excesivo uso de gases, los vecinos salieron a las calles para repudiar el accionar de la Policía, que en medio de gritos exigían que dejen el sector. “¡Fuera de aquí, fuera!”, manifestaban, pero en respuesta fueron reprimidos. Sin embargo, a las 19:00, los cocaleros de Yungas se reagruparon para reiniciar su marcha hacia Adepcoca y se confrontaron a la Policía resguardados con el uso de contenedores de basura, haciéndoles retroceder.

Intentos de toma

La Paz vivió intensas jornadas de violencia entre productores de coca y el gobernante MAS, que desde 2017 realizó varios intentos para controlar Adepcoca, el último fue este 19 de septiembre, oportunidad en que la facción masista con apoyo de la fuerza policial tome por asalto la sede en medio de la noche del domingo 19 y madrugada del lunes 20.

En 2017 fue el inicio de la ruptura entre los cocaleros de Yungas y el Gobierno, debido a la aprobación y promulgación de la actual Ley 906 General de la Hoja de Coca.

En 2018 se dio el primer intento con el rechazo de informe de gestión del entonces presidente de Adepcoca, Franclin Gutiérrez. Se decidió conformar una comisión ad hoc a la cabeza de Edgar Burgoa. Tomó las instalaciones por 10 días custodiado por la Policía.

En agosto de 2018, el Ministerio de Gobierno acusó a Gutiérrez de una supuesta emboscada en La Asunta, donde murió el policía Daynor Sandoval.

Por este motivo, Gutiérrez fue aprehendido, imputado y encarcelado por 15 meses.

En julio de 2019, afines al gobierno promovieron una elección en la zona de Chuquiaguillo y se eligió a Elena Flores, que intentó en varias oportunidades tomar la sede de Adepcoca.

Adepcoca tuvo dos cabezas: los que reconocían a Gutiérrez con sede en Villa Fátima y el grupo de Flores en Chuquiaguillo. En medio de esta disputa, salieron resoluciones judiciales en favor de la dirigencia afín al MAS.

Ante la incapacidad de entrar al mercado, el Ministerio de Desarrollo Rural emitió una resolución para trasladar el mercado de Villa Fátima a la sede de un sindicato de transportistas de la zona de Kalajahuira, donde se improvisaron instalaciones para poner en funcionamiento un mercado en favor del bloque de Flores. 

Alanes convoca a una asamblea

Pese a que aún no es reconocido por todos los cocaleros de los Yungas como presidente de la Adepcoca, Arnold Alanes, dirigente afín al MAS, convocó a una asamblea para este lunes, con el objetivo de elaborar el plan de trabajo hasta 2023 .

“Están invitados absolutamente todos, nosotros no discriminamos, no distinguimos, no clasificamos; abrazamos a todos los socios en su conjunto porque tenemos que trazar un nuevo horizonte”, declaró Alanes.

En una convocatoria que circula en redes, se ve en el orden del día, además se establece la presencia del presidente del Estado, Luis Arce.

Cox acusa a cocaleros de usar dinamitas y armas

El viceministro de Régimen Interior, Nelson Cox, acusó este miércoles a los productores de coca de Los Yungas de utilizar de manera indiscriminada dinamitas, uso de armas y bazucas artesanales y que detrás de estas manifestaciones estarían 30 personas involucradas.

Aseguró que el accionar de la Policía está conforme a lo que establece la CIDH.

“Uso indiscriminado de elementos explosivos, uso de armas que tienen la relación directa con intereses también de terceras personas, hasta bazucas artesanales”, denunció. Agregó que la intervención de la Policía, con planes operativos, con los protocolos de intervención revisten “todo el criterio para intervenir en base a la legalidad absoluta, la proporcionalidad para el uso de la fuerza”.

Cox manifestó que no permitirá que se cuestione a la Policía, que permanece en el sector Adepcoca, resguardando a la directiva de Arnold Alanes, con el propósito de restablecer el orden.

Los efectivos policiales fueron acusados por los cocaleros movilizados y por los vecinos del lugar de actuar conjuntamente con civiles encubiertos para reprimir a los productores mediante el uso de dinamita.

“No vamos a permitir que se ponga en cuestionamiento el mandato de nuestra policía boliviana que debe precautelar el orden, que debe restablecer la paz y la armonía”, dijo el funcionario.

En Portada