Pasar al contenido principal
Brújula Digital

Cox pide a dirigentes cocaleros de Adepcoca deponer actitudes e iniciar el debate

En el décimo día de conflicto por la Presidencia de Adepcoca, el viceministro de Régimen Interior, Nelson Cox, exhortó este miércoles a los dirigentes cocaleros de Yungas que depongan actitudes para instalar el debate con el fin de solucionar la pugna que sostienen.

“Es necesario que autoridades que están por detrás de la Adepcoca tengan la claridad para deponer actitudes, es necesario que se pueda unificar el debate, pero en un escenario de pacificación, la confrontación no es el camino”, afirmó Cox en una rueda de prensa.

Desde el lunes de la semana pasada, se recrudeció la pugna por la Presidencia de la Adepcoca, cuando Armín Lluta, dirigente orgánico de esa organización, fue desalojado violentamente del mercado de la coca de Villa Fátima por un sector liderado por Arnold Alanes, afín al MAS. Tras esa toma, la Policía resguardó el edificio e impidió que otros sectores contrarios ingresen.

Alanes fue elegido presidente de la Adepcoca el lunes, una asamblea que terminó abruptamente por una división que hubo entre los cocaleros afines al MAS. El otro dirigente elegido fue Fernando Calle. En medio de esa situación, la Adepcoca contaba con tres presidentes.

El Gobierno reconoció la presidencia de Alanes, aunque Calle había denunciado que la elección de ese dirigente fue ilegal, porque sólo ocho de las 17 regionales habían emitido su voto.

En medio de esa situación, el sector de Lluta intenta retomar la sede de la Adepcoca, pero la Policía lo impide, a través de gasificaciones que incluso perjudican a los vecinos de Villa El Carmen, aledaño a Villa Fátima. Por ese motivo los vecinos pidieron el repliegue de los efectivos.

Cox justificó el accionar de la Policía, indicó que la fuerza del orden tiene el deber y la obligación de resguardar instalaciones públicas y privadas, por lo que insistió en que esa institución no se retirará del lugar.

También arguyó que la Policía tiene la obligación de resguardar el mercado en el que se comercializa la hoja de coca, tanto en Cochabamba como en La Paz.

En Portada