Pasar al contenido principal
Wilson Aguilar

El MAS inaugura edificio legislativo en medio de críticas

En medio de anuncios de que no ingresarán los “vendepatrias ni los “traidores”, dejar de lado la República y consolidar el Estado Plurinacional y con un gasto de 509 millones de bolivianos, ayer el Gobierno inauguró el nuevo edificio del Legislativo. En este acto no participó la oposición, pero planteó la realización de auditorías a la obra.

“Estamos absolutamente seguros que en estas instalaciones de nuestra Asamblea Legislativa Plurinacional no  va (a) haber lugar para la traición a la patria, no va (a) haber lugar para el vendepatria, sino más bien para el pueblo organizado”,  dijo el presidente Luis Arce durante la inauguración del nuevo Legislativo.

El acto, que contó también con la presencia del vicepresidente David Choquehuanca; el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani Laura, y el de Senadores, Andrónico Rodríguez, ministros, entre otros, se desarrolló en medio de un simbolismo que busca dejar atrás la República y la imposición de otros íconos.

“El paso gigante que hemos dado con la nueva Constitución abre la necesidad de construir ‘símbolos’, de construir este tipo de infraestructuras que deben reflejar ese trabajo mancomunado, unitario del pueblo boliviano “, sostuvo Arce.

Agregó que este edificio junto a la Casa Grande del Pueblo, inaugurado en 2018, representan a los 36 pueblos indígenas reconocidos en la Constitución, pero además significará un “ahorro”, ya que no se alquilarán espacios para que funcione el Legislativo.

 

Normas

El vicepresidente Choquehuanca destacó que desde esta nueva infraestructura se debe levantar el pensamiento descolonizado para gobernarnos nosotros mismos y con leyes hechas por nosotros.

“Por eso se llama proceso de cambio, necesitamos cambiar todo. Necesitamos descolonizar el pensamiento y proyectar desde aquí (la Asamblea) leyes para defender los intereses de todos los bolivianos”, señaló.

Agregó que las leyes deben ser “hechas por nosotros, con la ideología de nosotros, de nuestros pueblo. No leyes que vienen desde las transnacionales, no leyes foráneas”.

Críticas y xenofobia

En la oportunidad, el presidente Arce aprovechó nuevamente el escenario para cuestionar al Gobierno transitorio de Jeanine Áñez y promover su discurso de “golpistas”.

“Esta fue otra de las obras que el Gobierno golpista dejó truncado como cientos de miles de obras en todo el país, que se paralizaron por una actitud golpista simplemente xenofaba con los masistas, porque todo lo que había hecho el masismo estaba mal”, dijo.

Derroche

La oposición boliviana que no asistió a la inauguración de esa infraestructura por no estar de acuerdo con el “derroche” del oficialismo, adelantó que en el marco de su derecho de fiscalización llevará adelante una serie de auditorías a la construcción y a la adjudicación de los muebles, que las autoridades nacionales decidieron entregar a empresas extranjeras.

El diputado Ingvar Ellefsen Dotzauer de Comunidad Ciudadana(CC) señaló que este hecho se constituye en una afrenta a la ciudadanía, un gasto dispendioso innecesario, solo por darse lujo el MAS, que no prioriza la salud en este periodo de pandemia, cuando los ciudadanos requieren hospitales. “Vamos a realizar auditorías, vamos a pedir un informe del gran despilfarro que se ha hecho de los recursos de los bolivianos, son 502 millones, más o menos, que costó el edificio y con el equipamiento llega tranquilamente a 600 millones de bolivianos”, dijo.

La senadora Centa Rek, de Creemos, dijo que los proyectos de ley que se aprueban son enviados por el Órgano Ejecutivo para incrementar la conculcación de los derechos ciudadanos y en el Legislativo los asambleístas oficialistas no les cambian una coma.

 

Tecnología de vanguardia en la edificación de la ALP

Una estructura de acero sismo resistente y tecnología de vanguardia son algunas de las características del nuevo edificio de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

La construcción está edificada sobre 41.000 metros cuadrados, se inició el 2016 y requirió la inversión de 506 millones de bolivianos. Tiene 25 plantas, cinco de ellas ubicados en la parte del sótano donde se encuentra el parqueo con capacidad para 85 vehículos.

Un enorme cubo superior de 36 metros que simboliza a las 36 naciones originarias del Estado Plurinacional, pasando por los muros iconográficos hacen único al edificio. Cuenta con dos nuevos hemiciclos que se habilitaron para las sesiones de los 130 diputados y los 36 senadores. En diputados se habilitaron 190 curules, algunos adecuados para legisladores con discapacidad, y siete en la testera para la directiva.

Los curules tienen un sistema de comunicación de alta tecnología, como pantallas táctiles con posibilidad de conectarse a internet y hacer presentaciones directas.

 

Legislativo antiguo

El Congreso Nacional se estableció en 1825 durante el Gobierno de Simón Bolívar.

Su edificación se dispuso durante el gobierno de José Manuel Pando en 1890. Los trabajos de construcción iniciaron recién en 1900 y, tras ello, la obra de estilo neoclásico fue inaugurada en 1905.

Desde entonces se constituyó en la sede definitiva del Poder Legislativo.

 

En Portada