Pasar al contenido principal
Redacción Central

MAS busca ganar con gente nueva, pero prevé resistencia en ciudades

Tras ganar las elecciones nacionales con el 55 por ciento, el Movimiento Al Socialismo (MAS) pretende repetir el triunfo en las subnacionales ganando con gente nueva 300 alcaldías y siete gobernaciones, pero prevé que tendrá resistencia en las ciudades, según su último ampliado.

La reunión, además de definir los lineamientos para la elección de candidatos a concejales, asambleístas, alcaldes y gobernadores, estuvo marcado por el encuentro entre el presidente Luis Arce y el líder del MAS, Evo Morales.

El mandatario acudió junto al vicepresidente David Choquehuanca y, tras saludar a Morales, intercambió algunas palabras para luego abrazar al expresidente. Ambos aparecieron por primera vez juntos desde que Evo volvió a Bolivia el pasado 11 de noviembre. 

A lo largo del ampliado, las delegaciones hicieron un fuerte llamado a elegir a los candidatos para las elecciones subnacionales de forma orgánica, respetando los estatutos y priorizando a las nuevas generaciones. 

Se rechazó a los invitados y se determinó que los candidatos necesariamente deben ser militantes activos del MAS. 

“El 18 de octubre el pueblo nos dio una nueva oportunidad más para el proceso de cambio; que los candidatos sean elegidos desde las bases y no a dedazo. Queremos gente nueva”, dijo la representación de la Federación Única de Campesinos. 

“La unidad es importante con fundadores, exdirigentes, exautoridades del MAS, pero dando prioridad y oportunidad a las nuevas generaciones. Hay que combinar la experiencia de gestión pública con algunos compañeros”, expresó Morales en conferencia de prensa en la conclusión del ampliado nacional.

Los militantes del MAS consideran que no tendrán problemas para ganar las elecciones en las alcaldías de las zonas rurales, pero prevén encontrar resistencia en las ciudades intermedias, capitales y los “cascos viejos”.

“Ahora el problema está en los cascos viejos. En cada departamento debemos hacer una buena lectura política, quiénes son los enemigos, con cuántos candidatos van a ir y mejor si se dividen y nosotros estamos unidos”, dijo en el ampliado. 

Morales recordó que “el proceso de cambio fue un proceso del campo a la ciudad”, pero expresó que ahora se debe trabajar “de los barrios a los cascos viejos”.

“Blindaje”

El otro propósito del ampliado fue “blindar” el Gobierno de Luis Arce para que acabe sus cinco años de gobierno y no ocurra como la crisis de noviembre de 2019.

Por ello, Morales dijo que una de las tareas será defender el proceso de cambio y ganar la mayor cantidad de gobernaciones y alcaldías. La meta son siete de las nueve gobernaciones y 300 alcaldías. 

“No hay un proceso sin problemas. Una forma de cuidar la lucha es ganando las elecciones a las alcaldías”, dijo Morales al clausurar el ampliado nacional realizado en la Casa Campestre, en El Paso, ayer. 

 

ARCE PIDE MEJOR CONTROL ELECTORAL 

El presidente Luis Arce Catacora pidió ayer a los militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) reforzar el control electoral para las próximas elecciones subnacionales en el país. 

“Hay un solo tema que no se ha discutido y nadie lo ha planteado y que es de suma importancia: el control electoral”, expresó al finalizar el ampliado nacional del MAS en Cochabamba.

Explicó que para la elección nacional del pasado 18 de octubre en el MAS “hemos desarrollo un sistema de control, pero no en todo el departamentos”.

En Portada