Pasar al contenido principal
Redacción Digital

Mamá de Zarlet pide a Murillo dejar de proteger a secuestradores y solicita reunión con Áñez

La mamá de Zarlet Clavijo, Marcela Martínez, pidió al ministro de Gobierno Arturo Murillo que deje de proteger a los secuestradores de su hija y solicitó una reunión con la presidenta Jeanine Áñez para esclarecer el caso.

“En febrero, principios de marzo de este año, me reuní con el ministro Arturo Murillo y le di los datos de mi investigación privada, le dije quienes tienen a Zarlet. Sigo esperando hasta la fecha que tenga tiempo para ayudarme. Si usted no es cómplice deje de proteger a la gente que usted sabe que está protegiendo y ayúdeme”, manifestó Martínez en un video difundido hoy en redes sociales.

 

Martínez también solicitó a la presienta Jeanine Áñez que propicie una reunión junto con el ministro de Economía, Branko Marinkovic; el ex asesor de Evo Morales, Walter Chávez, y Murillo.

“Pido, imploro a la presidenta, que tantas veces mencionó ser madre y abogar la vida y seguridad de todos los bolivianos, que en estos últimos días que le quedan propicie esa reunión y me ayude a hacer justicia y terminar de liberar a Zarlet”, manifestó Martínez.

La mamá de Zarlet aseguró hoy, día del cumpleaños 26 de su hija, que el secuestro de la joven se dio tras una negociación frustrada para liberar a Marinkovic del caso terrorismo.

“Desde mi profesión de abogada me vi involucrada, como abogada conciliadora que soy para realizar una negociación para librarlo (a Marinkovic) del caso terrorismo. Negociación que lamentablemente se frustró y no salió bien, de la que ni si quiera me pagó mis honorarios y por la que yo tuve que pasar este calvario del secuestro de mi hija Zarlet. Ese es el origen del secuestro de Zarlet y hoy lo revelo”, aseveró Martínez.

Zarlet desapareció el 4 de junio de 2012 en el barrio Obrajes de la ciudad de La Paz, en ese entonces ella tenía 17 años. El año pasado el Ministerio Público cerro el caso sin avances, pero la familia continuó una investigación privada.

 

En Portada