Pasar al contenido principal
Redacción Central

Ejecutivo paraliza leyes promulgadas por Copa por inconstitucionales

El Gobierno central considera que las normas aprobadas por la mayoría del Movimiento Al Socialismo (MAS) en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) y promulgadas por la presidenta de la cámara de Senadores, Eva Copa, son inconstitucionales y por ello no serán puestas en vigencia. Varias de ellas fueron remitidas al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP)para su análisis.

En este periodo de transición, las relaciones entre el Ejecutivo y el Legislativo no fueron de las mejores debido a documentos considerados de protección para sectores afines del MAS y, en contraposición, la oposición de los dos tercios del partido azul para aprobar normas económicas remitidas por el poder central.

De acuerdo con informes del Legislativo, Copa habría promulgado más de una docena de leyes, algunas que el Ejecutivo negó promulgarlas.

Cabe señalar que la Constitución Política del Estado (CPE) en su artículo 164 establece en su inciso I que “la ley promulgada será publicada en la Gaceta Oficial de manera inmediata” para su entrada en vigencia.

En este proceso de fricciones, el Ejecutivo no dio acceso a la publicación de algunas normas promulgadas por Copa, por lo que, de acuerdo con la Carta Magna, si no están publicadas en la Gaceta Oficial del Estado, no entran en vigencia.

Entre éstas se contemplan: Ley que Regula los Estados de Excepción, Ley Excepcional de Arrendamientos (Alquileres), Ley Transitoria para Garantizar la Atención y Tratamiento por parte del Subsector Privado de Salud Durante la Emergencia Sanitaria Producida por el Coronavirus, Ley que Fomenta la Donación Voluntaria de Plasma Sanguíneo Hiperinmune para el Tratamiento de Pacientes con Coronavirus, Ley que crea el Bono contra el Hambre y la Ley que regula los Efectos de la Censura Determinada por la Asamblea Legislativa Plurinacional.

El viceministro de Coordinación Gubernamental, Israel Alanoca, anunció que no publicará ninguna ley que haya promulgado la senadora Eva Copa, después de que la misma firmó dos normas, una que autoriza el uso del dióxido de cloro como tratamiento contra la Covid-19 y la “Ley de Arraigo”.

“El Órgano Ejecutivo no va a publicar ninguna ley que haya promulgado la señora Copa, porque no tiene ni la legalidad y legitimidad de promulgar tomando en cuenta lo siguientes: esta ley del dióxido de cloro y la ley de arraigo están en este momento en el TCP”, indicó.

Alanoca señaló que al momento se tramitan recursos de consulta previa ante el TCP sobre las normas en controversia, con lo cual está suspendido el procedimiento legislativo sobre esas leyes.

El abogado constitucionalista José Luis Santistevan afirmó que la posición del Legislativo atenta contra los intereses de todos los bolivianos y aseveró que el procedimiento legislativo permite al Gobierno hacer consultas ante el TCP.

“La presentación de la consulta sobre constitucionalidad de proyectos de ley suspende el procedimiento legislativo y mientras esté en consulta ante el Tribunal, la presidenta del Estado no puede promulgar el proyecto de ley, por lo tanto, no puede aplicársele el plazo de vencimiento”, sostiene el constitucionalista.

Al promulgar esas normas, Copa vició de inconstitucional esos proyectos de ley porque ha incumplido el procedimiento respectivo, aseguró el abogado.

Murillo espera nota de censura para dejar cargo

Otro aspecto que enfrentó al Legislativo y Ejecutivo es la censura a ministros de Estado por no concurrir a interpelaciones programadas. Las últimas dos fueron a los titulares de Gobierno y Educación, Arturo Murillo y Víctor Hugo Cárdenas, respectivamente. 

La presidenta del Senado, Eva Copa, conminó a la jefa de Estado, Jeanine Áñez, destituir inmediatamente a los ministros censurados; caso contrario, estaría incurriendo en incumplimiento de deberes.

Pero uno de los censurados, el ministro de Gobierno Arturo Murillo, afirmó que esperará la notificación oficial para dejar el cargo.

“El momento que la Asamblea ya haya notificado al Ejecutivo, entonces en ese momento queda vigente mi suspensión; mientras tanto, puedo seguir trabajando. Hasta el momento no han notificado mi suspensión, no sé por qué no lo harán, cuando lo hagan yo cumpliré y acataré”, dijo Murillo.

En tanto, el ministro Cárdenas dijo que “de forma oportuna, hemos presentado razones documentadas sobre la imposibilidad de asistir el día y hora impuestos por la ALP. Pedimos otra fecha, pero la mayoría azul no entiende razones, sólo juego de poder y mezquindad política”.

En Portada