Pasar al contenido principal
Redacción Central

Áñez desagravia a indígenas a 9 años de Chaparina

La presidenta de transición, Jeanine Áñez, ofreció ayer un acto de desagravio a los pueblos indígenas del Tipnis que un 25 de septiembre de 2011 fueron brutalmente reprimidos en la población de Chaparina por fuerzas policiales que intentaron impedir el arribo de la VIII marcha a La Paz, en rechazo al proyecto Evo Morales de construir una carretera por medio del parque natural.

Anunció que, como un acto de justicia, hasta fin de mes el Gobierno presentará ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIHD) un informe sobre la violación a los derechos de los pueblos indígenas.

Manifestó que ese agravio por parte del gobierno del MAS no debe quedar en la impunidad, porque las personas que marcharon lo hicieron por defender la identidad de los pueblos indígenas.

Dijo que la valerosa marcha indígena, brutalmente reprimida, estaba defendiendo el medio ambiente porque el hecho de dividir el área protegida con la carrera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, tenía el objetivo de provocar daños ambientales al Parque Isiboro Sécure.

“Con este desagravio yo quiero restituir la confianza del Estado boliviano en los pueblos indígenas y sus causas que son universales y quiero agradecer a todas las mujeres, hombres, niños y ancianos que se atrevieron a marchar a pesar de las amenazas, sabiendo que podían sufrir abusos de un Gobierno abusivo que los utilizó como bandera en los niveles internacionales”, expresó.

Criticó el “cinismo, el doble discurso y la doble moral” de las anteriores autoridades de gobierno que de manera recurrente se atreven a hablar todavía de la naturaleza y del respeto que a los pueblos indígenas.

En Portada