Pasar al contenido principal
Redacción Central

Defensoría del Pueblo pide a Gobierno asegurar los resultados en la prevención del embarazo

La Defensoría del Pueblo, a pocos meses de cumplirse el plazo para la implementación del Plan Plurinacional de Prevención de Embarazos en Adolescentes y Jóvenes (Pppeaj) 2015-2020, espera que las instancias del nivel central, departamental y municipal aseguren su cumplimiento para alcanzar los resultados esperados en la disminución de casos de embarazos no deseados ni planificados en adolescentes y jóvenes.

“La institución defensorial considera  que es necesario volcar la mirada hacia los resultados y la incidencia real en adolescentes y jóvenes que se consiguieron con la aplicación de este Plan”, manifestó la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, quien dijo que se realiza un seguimiento al cumplimiento del Pppeaj 2015-2020 y las responsabilidades sobre prevención del embarazo adolescente en el Gobierno central, los nueve gobiernos departamentales y en siete gobiernos municipales.

También instó a esos tres niveles estatales y al Comité Interministerial de Políticas Públicas de la Juventud, considerando los acuerdos del Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo y las recomendaciones al Estado boliviano en el Examen Periódico Universal (2019), a concluir con las acciones delineadas en ese Plan para asegurar los resultados de incidencia en la reducción del embarazo en adolescentes y jóvenes, y proyectar de forma participativa la política pública para abordar esta problemática a partir de la gestión 2021.

Exigió, además, que las autoridades competentes den prioridad a la implementación de programas de salud sexual y salud reproductiva integrales, oportunos y de calidad para adolescentes y que garanticen el acceso a métodos anticonceptivos modernos, seguros y eficaces, para que adolescentes y jóvenes ejerzan sus derechos sexuales y reproductivos, tengan una vida sexual responsable, placentera y saludable y eviten los embarazos tempranos y los no deseados, así como la transmisión de infecciones de transmisión sexual.

De acuerdo a los datos proporcionados por esa instancia ministerial, el número de adolescentes embarazadas en Bolivia fue en descenso desde 2015 cuando se registraron 82.416 casos; 68.916 en 2016: 60.850 en 2017;  52.669 en 2018;  y 47.212 en la gestión 2019. Sin embargo, manifestó la Defensora,  la crisis sanitaria y la etapa de confinamiento hizo que la atención en salud sexual y reproductiva cese de forma abrupta, lo cual provocó que se registren datos alarmantes. De acuerdo a las cifras publicadas recientemente, que tienen como fuente el Ministerio de  Salud, entre enero y julio de 2020 se habrían registrado 20.186 embarazos en niñas menores de 15 años y adolescentes entre 15 y 19 años.

En Portada