Pasar al contenido principal
Redacción Central

Ante la creciente violencia política exigen más control

Ante la creciente violencia política en las calles, como agresiones a militantes de partidos, que en la última semana suman cuatro hechos que involucran al MAS, CC, FPV, Creemos y grupos de choque, analistas recuerdan que el organismo electoral tiene que regular e imponer sanciones.

El 13 de septiembre presuntos militantes del MAS agredieron a una caravana del candidato del FPV, Chi Hyun Chun, en El Alto.  

El 17 de septiembre el binomio de Creemos, Luis Fernando Camacho y Marco Pumari, fue apedreado en Oruro.

El 19 de septiembre en Cochabamba un grupo de personas desalojaron a militantes del MAS de la plazuela 4 de noviembre. Esa misma jornada en Oruro simpatizantes del MAS y Comunidad Ciudadana se enfrentaron.  

El analista político Rolando Tellería advierte que la violencia política en las calles se intensifica “cuando las querellas políticas no discurren y no se resuelven por las vías y los mecanismos formales de la política, como la democracia y sus reglas”.

Agresiones como la registrada el sábado en Cochabamba contra un puesto del MAS muestran que hay resabios del 21-F y octubre pasado.   

“Las calles todavía guardan una importante relevancia, como resabios que provienen desde el 21-F y la crisis de octubre y noviembre del 2019; de esa querella no resuelta entre el masismo y el antimasismo”, explicó Tellería.

Sin embargo, las elecciones del próximo 18 de octubre son una oportunidad para resolver las tensiones.

“Ojalá que estas querellas sean resueltas democráticamente el 18 de octubre. Esto implicará, ciertamente, la aceptación, el respeto y el acatamiento de lo que expresen las urnas. Este es un principio fundamental de la democracia; de lo contrario, las calles nuevamente podrían tomar ese protagonismo de primer orden”, remarcó.

En tanto, el sociólogo Fernando Salazar alerta de que las campañas están violando las medidas de bioseguridad contra la pandemia y la normativa de seguridad electoral sin que el organismo electoral imponga sanciones.

“Los protocolos de seguridad sanitaria se rompen con actos masivos de movilización tanto en centros urbanos como en provincias.  En las  proclamas, caravanas y recorridos no se respeta ni la distancia y menos la protección personal.  Actos que llevan consigo el peligro de contagio”,  dijo.

Ante las constantes vulneraciones dijo que “es obligación de las autoridades electorales sancionar la violación de los protocolos sanitarios y violencia ejercida. Este accionar permitirá que lleguemos al día D con un ambiente de seguridad”.

 

IGLESIA PIDE DEJAR LA CONFRONTACIÓN

 La Iglesia católica exhortó ayer a los candidatos a dejar de lado las amenazas y confrontaciones, y no realizar promesas “ilusorias”.

En su homilía dominical, el arzobispo de Santa Cruz, Sergio Gualberti, dijo que el país necesita programas realizables y evaluables que garanticen el acceso a la salud, educación, vivienda y trabajo estable para todos, en particular en favor de los pobres”.

En Portada