Pasar al contenido principal
Redacción Central

Con siete partidos contra el MAS, el elector está ante desafío del voto útil

A más de un mes de las próximas elecciones generales y con siete frentes opositores al Movimiento Al Socialismo (MAS) en carrera, nuevamente, el elector tendrá que decidir a quién le da el “voto útil” más allá de sus afectos y desafectos, expresaron los analistas.

En tanto, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) terminó ayer el saneamiento del padrón electoral y se prevé que esté cerrado hasta este 15 de septiembre.

Aunque el apoyo de los sectores urbanos al MAS ha ido mermando desde el referendo del 21-F hasta los últimos bloqueos que acentuaron la crisis sanitaria, la oposición sigue distanciada y sin una lectura adecuada de lo que siente hoy el país, afirmó el analista político, Rolando Tellería.

“Hay siete candidatos de oposición al MAS que están compitiendo entre ellos”, dijo, a tiempo de advertir que ésta será una elección diferente y en la cual nuevamente “el elector tiene el desafío de expresar su sentimiento e indignación”.

“No obstante la complejidad de la decisión, con gran madurez y discernimiento, no desecharán su participación en las urnas con el voto pifiado, nulo o blanco. Se inclinarán, obviamente, por el candidato mejor posesionado de la oposición, más allá de sus afectos y desafectos”, remarcó Tellería.

Los nuevos comicios luego del fraude electoral denunciado por la OEA son distintos, pues no compiten programas.

“Por ello, estas elecciones no son normales, son tan atípicas como la anterior anulada, pues no compiten ideologías, discursos, programas o propuestas”, explicó.

Siguió: “Está en juego el masismo y el antimasismo. Ese clivaje electoral estará presente de modo más intenso que la anterior con fuerte tendencia incluso, tomando en cuenta los dos tercios de voto antimasista, que el candidato mejor posesionado gane en primera vuelta”.

La analista política María Teresa Zegada explica que la existencia de varios frentes no es malo en sí mismo; sin embargo, por la polarización que tendrán los comicios entre el MAS y el bloque antimasista se deja en manos de los electores la decisión.

A ello se suma la emergencia por la pandemia de Covid-19.

“En esta elección no tienen tanta relevancia los programas de gobierno ni los temas estructurales. Esta elección está movida por las urgencias actuales, por la crisis de salud por la pandemia y la crisis económica. Son las grandes preocupaciones de la sociedad”, comentó.

Enfatizó que el elector tendrá que guiarse por el voto personal, que es la confianza que genera una persona no tanto la sigla.

El elector se pregunta: “Quién puede solucionar los problemas inmediatos como empleo” y “en quién puedo más o menos confiar para resolver esta situación”.

Padrón

Por otro lado, el TSE finalizó el saneamiento del padrón electoral biométrico y debe estar consolidado hasta el 15 de septiembre.

Uno de los desafíos de la actual gestión fue asegurar la confianza en el registro para garantizar una votación segura en octubre de 2018.

 

SANEAMIENTO DEL PADRÓN ELECTORAL

El saneamiento del padrón contó con tres dimensiones. Además de la inclusión de los jóvenes, incluidos los que cumplen 18 años el 18 de octubre, y de la actualización domiciliaria.

Los inhabilitados fueron los ciudadanos que no votaron en el referendo de 2016 y en las elecciones judiciales de 2017.

En el caso del exterior, la inhabilitación se realizó para los ciudadanos que no sufragaron en 2014 y en el referendo de 2016.

El TSE explica la diferencia, porque los bolivianos en el exterior no votaron en las elecciones judiciales de 2017.

En Portada