Pasar al contenido principal
Carmen Challapa Cabezas

Diez feminicidas sentenciados salieron libres amparados en la ley 1173

Pasaron ocho meses desde que la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa y el Viceministerio de Justicia, se comprometieron a modificar la ley 1173, desde entonces, diferentes colectivos que luchan contra la violencia protagonizaron diferentes movilizaciones.

 En cinco meses de cuarentena, al menos diez feminicidas sentenciados y acusados lograron salir libres, amparados en la ley 1173, además que agresores sexuales de menores de edad, también lograron beneficiarse con “medidas sustitutivas”.

“Estamos en emergencia, feminicidas, violadores y agresores están siendo liberados; los jueces se escudan en la 1173 y en los plazos que esta ley establece. Pedimos a Eva Copa cumpla con su palabra y modifique esta ley, queremos que las autoridades cumplan sus promesas”, señaló la activista y abogada, Jessika Echeverría.

La activista lamentó que pese al incremento de casos de violencia extrema contra niños y mujeres, y de haberse declarado el año de lucha contra el feminicidio e infanticidio, no se haya hecho nada.

“Prima el cálculo político de beneficiar a algunas personas que son de su línea partidaria y que están con privación de libertad, como esta ley les está ayudando a salir libres no quieren modificarla. Están pensando en política antes de pensar en la violencia contra las mujeres y que se haga justicia a las víctimas de feminicidio e infanticidio”, señaló.

Al respecto, Mercedes Cortés, asesora jurídica del Observatorio de la Justicia, informó que en Cochabamba, se llegó a un acuerdo con la Sala Plena del Tribunal Departamental de Justicia, para frenar que los feminicidas, infanticidas y agresores sexuales salgan en libertad.

“En Cochabamba se ha logrado encontrar la forma legal para evitar que los agresores salgan, existen respaldos jurídicos de la ley 1126 que se aplica; obviamente los agresores continúan solicitando salir en libertad, pero nosotros estamos preparados para defender a las víctimas”, señaló Cortés.

Pese a que en Cochabamba, existe una relativa tranquilidad, los colectivos continúan en estado de emergencia ya que en el resto del país los agresores están siendo beneficiados y no se estaría brindando las medidas de protección que merecen las víctimas y sus familias.

“En los otros departamentos aplican la 1173 a letra muerta, si en audiencia dan cuatro meses de detención al cumplirse el plazo los dejan en libertad”, refirió.

Víctimas recurren a las redes sociales

Feminicidas, agresores sexuales y violadores de niños aprovechan la crisis sanitaria que vive el país para salir en libertad, pese a contar con sentencias condenatorias y, en algunos casos, con  ejecutoriadas.

Varios casos son visibilizados a través de las redes sociales por familiares de las víctimas, que desesperados piden ayuda para hacer justicia por sus víctimas.

La semana pasada se viralizó un video, en el que una madre de familia denuncia que el hombre que violó a su hijo durante varios años, tras ser procesado, juzgado y sentenciado, aprovechando la cuarentena sanitaria, fue beneficiado con detención domiciliaria.

“Desde el 2015 denuncié que mi esposo durante varios años violó a su propio hijo, abusaba de él desde que tenía ocho años. Presenté varias pruebas, pese a todo eso el proceso se cambió de violación a abuso sexual”, refirió la denunciante.

Después de un proceso largo, lograron que el agresor sexual sea sentenciado a 15 años de prisión. “La juez Sandra Rojas Salinas, sin tomar en cuenta todas las pruebas, decide darle detención domiciliaria”, dijo.

En este caso, la víctima y su entorno familiar temen por su vida y por las represalias que podría adoptar el agresor, que pese a contar con detención domiciliaria fue visto caminando por las calles, según refiere la denuncia de la mamá de la víctima.

Semanas atrás, también de manera irregular, un feminicida confeso y sentenciado fue beneficiado con medidas sustitutivas, sin tomar en cuenta las solicitudes de los familiares de la víctima que pidieron garantías para su seguridad.

En marzo de 2019, Jaime Pimentel Marca asesinó a su pareja, Pamela Viviana Mamani Cala (29). Tras su aprehensión, se declaró culpable y confesó el hecho. El 29 de marzo del mismo año, la sentencia fue ejecutoriada.

El 19 de junio pasado un juez decidió la libertad pura y simple de Jaime Pimentel Marca (40), feminicida sentenciado a 30 años de cárcel sin derecho a indulto. Esta decisión fue revocada por la intervención del Observatorio de la Justicia de Voces Libres.

“En casos donde hay sentencia en primera instancia y se está dando libertad a los reos en casos relacionados a violencia de género hay un claro incumplimiento de deberes del Estado y formación de consorcios porque no se puede dar libertad simple y llanamente desvalorando los derechos de las víctimas”, explicó la asesora jurídica del Observatorio de la Justicia, Mercedes Cortés.

En Portada