Pasar al contenido principal
AFP

Canciller Karen Longaric visita la CIDH en EEUU

WASHINGTON |

La canciller, Karen Longaric, visita hoy Washington donde tiene una cita con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con la que el gobierno acordó el lanzamiento de una investigación independiente sobre la violencia posterior a las elecciones de octubre que dejó una treintena de muertos

Longaric forma parte del gobierno de transición de Jeanine Áñez, que asumió el poder después de la renuncia del expresidente Evo Morales en noviembre, a raíz de protestas opositoras tras denuncias de fraude electoral. 

A las 11H30 (16H30 GMT), Longaric visitará la CIDH, con la que su gobierno suscribió un acuerdo el 12 de diciembre para crear un mecanismo "encargado de apoyar la investigación de los actos de violencia y las violaciones a los derechos humanos que han ocurrido en Bolivia entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019". 

La relación entre el nuevo gobierno boliviano y la CIDH no ha estado exenta de roces

Tras la toma de poder de Áñez, la CIDH cuestionó un decreto del ejecutivo - después derogado - que otorgaba inmunidad a los militares en la represión a protestas durante los conflictos sociales en noviembre. 

La semana pasada, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, criticó al organismo y puso en duda su imparcialidad.

Ya en diciembre, el gobierno interino había calificado de "sesgado" y "parcializado" un informe preliminar del organismo de derechos humanos, en el que se afirmaba que "los patrones de las lesiones" registradas durante la represión lanzada por policías y militares en noviembre ofrecían "serios indicios de prácticas de ejecución extrajudicial".

Longaric aseguró entonces que ese informe no se ajustaba a "la verdad de los hechos" y que tomaba partido por uno de los sectores en conflicto, en este caso los aliados del expresidente Morales.

Según la ministra, de una nueva investigación en terreno podrían surgir "una serie de rectificaciones" al informe.

Áñez asumió la presidencia después de que los comicios del 20 de octubre fueran anulados tras un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que señaló irregularidades en el recuento de votos en favor de Morales, en el poder desde 2006 y con el deseo de gobernar hasta 2025.

Tras su marcha, el expresidente denunció un "golpe de Estado" y se asiló primero en México y luego en Argentina. 

Bolivia se encamina ahora a nuevas elecciones generales el 3 de mayo, en las que Morales no podrá ser candidato ni elector.

Para informar sobre ese proceso Longaric visitará a las 15H00 (20H00 GMT) el Consejo Permanente de la OEA y antes se reunirá con su secretario general, Luis Almagro.

En Portada