Pasar al contenido principal
Gabriel Caero Rodríguez

Aliados de Evo en el exterior apoyan su versión de “golpe”

La renuncia de Evo Morales como presidente del Estado Plurinacional de Bolivia generó ayer una ola de repercusiones a nivel internacional. Las reacciones fueron diversas a lo largo de la jornada, entre señales de aprobación y rechazo.

Asimismo, quienes respaldaron a Morales denunciaron a la comunidad internacional que en Bolivia se gestó un “golpe de Estado”.

“Acabo de escuchar que hubo un golpe de Estado en Bolivia y @evoespueblo se vio obligado a renunciar. Es lamentable que América Latina tenga una élite económica que no sepa cómo vivir con la democracia y la inclusión social de los más pobres”, tuiteó Inácio “Lula” Da Silva, exmandatario de Brasil.

Las reacciones de apoyo a Morales pasaron por diferentes mandatarios y políticos que comparten una similar línea ideológica.

“Condenamos categóricamente el golpe de Estado consumado contra el hermano presidente @evoespueblo. Los movimientos sociales y políticos del mundo nos declaramos en movilización para exigir la preservación de la vida de los pueblos originarios bolivianos víctimas del racismo”, denunció Nicolás Maduro, actual mandatario de Venezuela.

La recién electa vicepresidenta y exmandataria de Argentina Cristina Fernández de Kirchner (@CFKArgentina) denunció que “en Chile, masivas movilizaciones durante semanas piden la renuncia del presidente neoliberal Sebastián Piñeira y las Fuerzas Armadas y policiales reprimen brutalmente. Lo de Bolivia se llama golpe de Estado”.

Al contrario, muchas figuras de la política internacional celebraron la renuncia de Morales, en particular la oposición venezolana.

“Bolivia celebra su libertad. Lo primero que un venezolano siente es alegría por los hermanos bolivianos, lo segundo es envidia, lo tercero es esperanza de que pronto lo mismo ocurra en nuestro país”, expresó el diputado llanero Juan Andrés Mejía.

El político venezolano David Smolansky aseguró que “no, no es un golpe. Ha sido un movimiento cívico-militar institucional en contra de un autogolpe que se quiso perpetrar a través de un fraude electoral que quedó en evidencia después de la auditoría de la @OEA_oficial que el propio Evo accedió. ¡Han triunfado las instituciones!”. Los excancilleres de Chile José Miguel Insulza (1994-1999) y Heraldo Muñoz (2014-2018) denunciaron ayer que en el país se ha cometido un golpe de Estado contra Evo Morales.

“Lo ocurrido en Bolivia es indudablemente un golpe de Estado”, dijo Insulza.

Por su parte, Muñoz rechazó en declaraciones a la prensa local esta “renuncia forzada de Evo Morales” que calificó como “una modalidad de golpe” y un hecho “muy deplorable”.

 

1,2 millones de reacciones se registraron en Twitter por los hechos acontecidos en Bolivia tras la renuncia de Evo Morales como presidente el Estado.

 

TWITTER


@jairbolsonaro
Jair Bolsonaro

Las denuncias de fraude electoral resultaron en la renuncia del presidente Evo Morales. La lección para nosotros es la necesidad, en nombre de la democracia y la transparencia.

 


@NicolasMaduro
Nicolás Maduro

Condenamos categóricamente el golpe de Estado consumado contra el hermano presidente @evoespueblo. Los movimientos sociales y políticos del mundo nos declaramos en movilización.

 


@hcapriles
Henrique Capriles

Ahí tienes, Maduro: mira lo que termina pasando a quienes pretenden quedarse en el Poder sobre un fraude electoral. ¡Tarde o temprano todo se derrumba!

En Portada