Pasar al contenido principal
Lorena Amurrio Montes

Supertanker, Ilyushin y Bambi Bucket operaron en el Tunari

Dos aviones bombero: el Boeing 747 Supertanker y el ruso Ilyushin, además, del helicóptero Bambi Bucket operaron ayer en el incendio en el Parque Tunari. Sin embargo, por el viento y humo sólo hicieron tres descargas.

En tierra, el trabajo fue arduo y movilizó a 200 soldados, más voluntarios, bomberos y funcionarios de UGR de la Alcaldía y Gobernación.

Ayer, el sonido del avión más grande para combatir incendios, Supertanker, se escuchaba aún sin verlo. En pocos minutos apareció entre el humo y sobrevoló la zona afectada. Dio una vuelta y volvió volando más bajo. A las 10:50 hizo su primera descarga en la comunidad Andrada.

Nuevamente dio una vuelta y volvió para hacer la segunda descarga del líquido restante  sobre el mismo sector. Finalmente, se fue rumbo a Santa Cruz.

El viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, informó que el Supertanker hizo la descarga de 70 mil litros de agua. Sin embargo, las condiciones de visibilidad y vientos no permitieron que siga.“El Supertanker ya ha operado, aunque es un terreno con unas condiciones muy peligrosas. Por lo que el avión Ruso va a apoyar, porque es más versátil”, aseveró.

Por este motivo, se optó por el avión Ilyushin, cuya capacidad es de 50 mil litros. La aeronave hizo una sola descarga a las 14:00 en Tirani, pues el fuego se había reactivado.

La carga de agua para ambos aviones no demora más de 15 minutos, pues se cuenta con un hidrante instalado y listo para este trabajo en el aeropuerto de Viru Viru, en Santa Cruz. El vuelo dura entre 20 y 30 minutos, agregó el viceministro Cabrera.

El director del Sernap, Alberto Terrazas, ponderó la ayuda aérea, pues al tratarse de una zona boscosa se tiene la dificultad de que el fuego sube hasta la copa de los árboles y se expande por las alturas. Los pinos se prenden fácilmente.

El helicóptero con la bolsa de agua, Bambi Bucket, también hizo varios vuelos. Empero, la falta de visibilidad y el riesgo de generar ventarrones, no le permitieron acercarse lo suficiente como para tener mayor incidencia en el fuego.

Las gestiones para usar las aeronaves  fueron realizadas por el gobernador Iván Canelas ante las instancias correspondientes del Gobierno.

 

VOLUNTARIOS PIDIERON APOYO A LA POBLACIÓN

REDACCIÓN CENTRAL

El trabajo continuo durante varias horas de funcionarios y voluntarios llevó a que se pida donaciones a la población.  Agua, alimento, barbijos y leche son algunos de los productos que la gente no dudó en dejar para quienes cumplen la tarea de resguardar el Tunari.
Las oficinas del SAR Bolivia, en el kilómetro uno del parque, y la Federación de Empresarios Privados continúan recibiendo lo que la gente pueda entregar para apoyar en lo que es parte de la logística.

Sobrevuelo

Luego de dos jornadas de intensas labores, el gobernador Iván Canelas prevé un sobrevuelo a la zona afectada para la jornada de hoy por la mañana. Además, informó que se pedirá que los aviones bomberos operen con algunas descargas adicionales para terminar de enfriar los focos.

En Portada