Pasar al contenido principal
Josué Hinojosa

Alimentos caros, cortes de servicios y enfermedades afectan la Chiquitanía

Aguas Calientes, una localidad perteneciente al municipio de Roboré, estuvo al menos tres semanas sin agua potable porque los incendios forestales quemaron la cañería que suministra el líquido elemento a esta población.

Este es tan solo uno de los perjuicios generados por los incendios en la Chiquitanía, donde algunas comunidades han tenido que experimentar desde problemas en los servicios básicos hasta enfermedades a causa de la inhalación del humo y el consumo de agua no potable.

Jhanet Claros, profesora de la unidad educativa de Aguas Calientes, localidad chiquitana ubicada a 432 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz, no oculta su indignación por la tardía respuesta de las autoridades municipales y nacionales, puesto que, según ella, cuando se quemó la cañería que distribuye agua potable, los pobladores no tuvieron otra alternativa que utilizar el agua del río.

A consecuencia de ello, Claros dijo que algunas personas, sobre todo niños, sufrieron dolor de estómago. Este problema se acentuó cuando los habitantes de comunidades vecinas, como San Lorenzo Nuevo y San Lorenzo Viejo, también afectadas por el fuego, llegaron a la posta sanitaria de Aguas Calientes en búsqueda de medicamentos, pero estos no abastecieron.

Además, la maestra afirmó que algunos alimentos, como frutas y verduras, han incrementado de precio o simplemente no llegan. “Estamos con arroz y fideo, lo básico”, dijo.

El tramo de la carretera Bioceánica que une Aguas Calientes con Roboré está marcada por las cenizas y la vegetación existente quedó calcinada por el fuego. En medio de esto hay postes de luz nuevos. Antonio Menacho, taxista, contó que son nuevos porque reemplazaron los que se quemaron en el siniestro. Esta eventualidad, según él, dejó sin energía eléctrica a varias comunidades, entre ellas Roboré. El panorama es similar en otras localidades chiquitanas.

Roger Vidaure, párroco de la iglesia de Roboré, manifestó que este municipio estuvo sin cobertura de la telefónica estatal Entel entre el 17 y el 19 de agosto porque el fuego afectó  la antena instalada en la zona.

Pedro Damián Dorado, viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, sostuvo que los servicios básicos en Roboré no tienen inconvenientes, aunque tampoco niega que hace algunos días ocurrieron eventualidades. Él mismo señaló que hace dos días se tuvo que cortar a la población el suministro de gas domiciliario, pero aclaró que esto se dio por cuestiones de precaución.

En Roboré no hubo clases durante toda la semana lo que afectó a más de cinco mil estudiantes.

Santiago de Chiquitos, otra localidad con importantes raíces chiquitanas, no ha tenido mayores efectos por los incendios forestales, ya que cuando el fuego estaba por aproximarse fue sofocado por las brigadas conformadas por voluntarios de la zona, informó Mauro Mendoza, presidente del Comité Cívico de esta localidad,

Sin embargo, manifestó su preocupación por los focos de quema en la reserva Tucabaca, el área de más de 200 mil hectáreas con el bosque seco chiquitano mejor conservado del mundo. Santiago de Chiquitos es parte de este bosque, y por eso el temor, explicó Mendoza.

Un grupo de voluntarios llegó desde Santa Cruz de la Sierra hasta Aguas Calientes con la finalidad de distribuir agua, alimento y prestar atención médica gratuita para la población afectada por el consumo de agua no potable. Pobladores de Quitunuquiña también fueron beneficiados.

Seis médicos voluntarios atendían ayer a decenas de mujeres y niños en la capilla de Aguas Calientes. Los medicamentos para el control de infecciones estomacales eran los más requeridos. También se movilizó personal a otras cinco localidades cercanas.

 

MUCHOS ANIMALES MUERTOS O HERIDOS

El fuego afectó a una gran cantidad de animales silvestres en la Chiquitanía, muchos murieron por el fuego y otros resultaron heridos. Aún no se cuantificó la cantidad de animales afectados, pero se ve decenas en las carreteras.

Las víboras y otros animales pequeños son los más afectados y también los pájaros. Las autoridades instalaron albergues pero muchos animales heridos no pueden ser trasladados a estos centros. El fuego también afectó a los peces de las lagunas, pues subió la temperatura y muchos murieron.

 

RESES NO TIENEN AGUA NI ALIMENTO

Un grupo de vacas busca “como aguja en pajar” algún rebrote de vegetación dentro de un predio que fue calcinado hace algunos días atrás.

Esta imagen se puede ver en gran parte de la Chiquitanía. El ganado vacuno logró escapar del fuego, pero no pudo evitar que éste se devore su único alimento: la vegetación.

Según el Viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, se ha destinado más de 10 mil rollos de forraje para distribuirlos entre los ganaderos afectados, con una inversión superior a los 3 millones de bolivianos.

 

“EL FUEGO NOS CAMBIÓ LA FORMA DE PENSAR”

REDACCIÓN CENTRAL

La población de la Chiquitanía vive en un área con vocación forestal. Eso no quiere decir que no haya actividad agrícola, porque la hay, pero la gente sabe que debe tomar los recaudos correspondientes cuando necesita utilizar el fuego como herramienta de limpieza de un predio, recaudos que son obviados por los habitantes de las comunidades campesinas recientemente asentadas en la zona y cuya actividad económica es únicamente la agropecuaria.

“El fuego nos cambió la manera de pensar. Antes pensábamos que teníamos un Gobierno que velaba por nosotros, pero no es así. Evo (Morales) permitió que ingrese aquí gente que no respeta nada y permitió la aprobación de leyes que autorizan el desmonte sólo en beneficio de esa gente”, protestó Jhanet Claros, profesora de la unidad educativa de Aguas Calientes.

Según ella, la desgracia que afecta a la Chiquitanía es una consecuencia de los chaqueos que realizan los denominados “colonos”, es decir, los pobladores de las comunidades campesinas que consolidaron sus asentamientos en la zona con aval del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).

 

LA LLUVIA ES RECIBIDA ENTRE REZOS Y BAILES

Desde las 4:30 de ayer parte de la población de Roboré se reunió en la capilla del pueblo para iniciar una misa y una procesión como una medida de clamar por lluvia.  Decenas de personas recorrieron algunas calles orando a Dios para que el fuego cese y todo vuelva a la calma en la Chiquitanía.

“Yo tengo fe que va a llover”, dijo una mujer de al menos 50 años mientras espera ser atendida por una brigada de médicos voluntarios en Aguas Calientes, localidad vecina a Roboré.

“Sólo la lluvia puede detener esto, no van a poder así nomás, apagan en un lado y se prende otro”, agregó.

Los pobladores se reúnen en las plazas de las comunidades a rezar y cualquier “chilche” es festejado emotivamente.

Ayer, Aguas Calientes fue bendecida con una lluvia de varios minutos y la gente empezó a bailar en las calles. Otros puntos de Roboré también sintieron un poco de lluvia, pero no fue en gran cantidad.

En Portada

  • España: Bolivia puso en riesgo a diplomáticos y atacó a GEO
    A casi dos meses del incidente diplomático entre Bolivia y España por una visita a la residencia de México en La Paz, que derivó en la expulsión recíproca de diplomáticos, el Ministerio de Relaciones Exteriores del país ibérico emitió su informe final sobre el caso en el que acusa a las...
  • Martins causa sensación con su retorno a Cruzeiro
    Lo esperaban con ansias; cánticos, banderas al viento, bombos y humareda en pleno para recibir a Marcelo Martins Moreno, el boliviano que volvió al Cruzeiro en medio de una gran expectativa por la “reconstrucción” que encara el club tras descender en 2019. “Si me van a llamar loco, que sea loco...
  • Cae la rentabilidad en la banca y los niveles de mora tienden a subir
    La rentabilidad en el sistema financiero de Bolivia en la gestión 2019 creció a niveles inferiores en relación a los últimos seis años, mientras que la mora muestra una tendencia creciente que, según la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), debe ser mirada con atención. Sin embargo,...
  • Camacho pone su candidatura “en blanco” y Creemos pierde aliados
    La candidatura del binomio de Creemos, Luis Fernando Camacho-Marco Pumari, tambalea. Ayer, el exlíder cívico cruceño decidió “poner en blanco” su postulación con el fin de conformar un bloque único contra el MAS. En tanto, varios de sus candidatos renunciaron a la alianza y se suman a la...
  • Steltzer, exgerente de finanzas de Entel, queda aprehendido
    El exgerente de Finanzas de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) Marcelo Stelzer se presentó ayer a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Santa Cruz (Felcc) y quedó aprehendido. Stelzer es investigado junto a otros dos exfuncionarios, entre ellos el exgerente general Elio...