Pasar al contenido principal
Redacción Central

Dos casos develan falencias en infectología del hospital Viedma

La llegada al hospital Viedma de dos pacientes con cuadros de infección y meningoencefalitis, referidos desde el departamento del Pando, develaron falencias en el área de infectología, donde se evidenció la falta de insumos, equipos, espacio y también fallas en el acceso al lugar, obstaculizado por varios quioscos.

Esto, sumado a un simulacro de evaluación de capacidades de respuesta ante eventos biológicos como el arenavirus, causó alarma en la población y una ola de información falsa sobre la presunta presencia de ese mal viral en Cochabamba.

Sin embargo, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) y el hospital Viedma afirmaron que no existe ningún caso de arenavirus en Cochabamba y pidieron a la población no caer ante las especulaciones y noticias falsas.

El simulacro, que no fue informado al público, se realizó el martes aprovechando la llegada de uno de los pacientes de Pando. La directora del Viedma, Deysi Rocabado, informó que la práctica fue informada internamente al personal en un curso de capacitación el pasado viernes; sin embargo, varios médicos no conocían de esa instrucción y se mostraron sorprendidos por la movilización.

El director del Sedes, Rodolfo Mena, aseveró que por la llegada del paciente de Pando se activaron los protocolos de bioseguridad necesarios y que éstos se activarán en adelante para cualquier traslado al área de infectología.

La jefa del Servicio de Infectología del Viedma, Rosario Castro, explicó que el simulacro develó varias falencias en esa área. “El simulacro nos ha servido mucho porque hemos visto muchas fallas, desde la dotación de insumos, equipos, nos falta ajustar, pero

fundamentalmente nos ha servido para ver que los vehículos que se estacionan cerca al servicio de infectología y los puestos (de venta) que están ahí obstaculizan el tránsito libre, porque las ambulancias no pueden llegar hasta el lugar donde se baja al paciente para internar”, dijo.

Asimismo, la experta informó que ante cualquier condición se utilizan medidas de seguridad estándar, pero que éstas se extreman cuando se trata de casos más complejos, como el arenavirus.

Explicó que en el ingreso a infectología hay al menos nueve casetas que perjudican el paso y que están muy pegadas al área, lo que conlleva riesgos de contagio.

Sobre los casos llegados de Pando, el jefe de Epidemiología del Sedes, Rubén Castillo, explicó que se trata de dos varones con patologías que no pudieron ser tratadas en su región. Uno de ellos tiene una infección de foco urinario resistente a medicamentos y el otro, un

cuadro de meningoencefalitis. Desde Cobija, se informó que en total ocho pacientes de esa región fueron transferidos a hospitales de Cochabamba y Santa Cruz con cuadros complejos.

 

MÉDICOS LAMENTAN FALTA DE CONDICIONES

El presidente del Colegio Médico de Cochabamba, Edgar Fernández, lamentó la improvisación y falta de coordinación entre el Ministerio de Salud, los Sedes y los hospitales, tanto para los simulacros como para la atención de la bioseguridad. “No hay condiciones adecuadas, el Ministerio pone gente a dedo y no personal técnico, por eso se cometen errores y alarman a la población. Falta seriedad”, dijo.

 

FALENCIAS

Falta de insumos. Según la jefatura de infectología, faltan insumos (sustancias, artículos y materiales) para afrontar eventos biológicos.

Pocos equipos. El equipamiento de la unidad de infectología es insuficiente y no es de última generación, según fuentes médicas. Esta área tiene 26 camas y está casi siempre llena.

Espacio reducido. La unidad de infectología del hospital Viedma es reducida y compartida por varios pacientes con distintos virus, lo que es un riesgo para la salud. El Colegio Médico denunció que esa infraestructura tiene más de 100 años y no cumple los requisitos mínimos que una unidad de infectología requiere.

Mala ubicación. Los simulacros develaron que el ingreso a la unidad de infectología se complica por la presencia de parqueos y quioscos, lo que genera problemas en caso de que se necesite un ingreso rápido y eficiente al área de aislamiento. La dirección del hospital decidió retirar las nueve casetas que están al lado de la unidad. Además, la unidad está fuera de las instalaciones del hospital.

Recursos humanos. El Colegio Médico señaló que falta personal para atender a una ciudad que creció mucho, además que el Gobierno ha estado contratando personal “a dedo” y sin seguir criterios técnicos.

En Portada