Pasar al contenido principal
Redacción Central

La Policía vincula a Mauriel con un grupo criminal ligado a Brasil

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, confirmó ayer que el vicepresidente de Blooming, Nelson Mauriel, tenía doble identidad con la que se presume operaba en actividades ilícitas relacionadas con el envío de drogas y el lavado de dinero. La hipótesis que maneja la Policía Antidroga es que el asesinato del dirigente deportivo, el jueves 4 de julio, está relacionado con una organización criminal integrada por brasileños y que se desplaza entre los departamentos de Santa Cruz y Beni.

“Debemos adelantar que hay muchas convergencias con el accionar de una organización vinculada al tráfico de drogas vinculada a Brasil y eso corroboraría el hecho de que el señor Mauriel participaba en envíos de droga y también en lavado de dinero”, dijo Romero en una conferencia de prensa.

Jhonny Aguilera, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz, dijo que fue clave el video de una cámara de seguridad que mostraba a tres familiares del fallecido, entre ellos a su esposa, en horas de la madruga del día siguiente del asesinato de Muriel, retirando documentos de las oficinas de la empresa Sublimaker.

Con esa pesquisa se conoció que Nelson Mauriel Álvarez también se hacía pasar por Nelson Mayser Spinatto y que con esta falsa identidad tenía un amplio flujo migratorio en países que tienen “interrelación con hechos de narcotráfico”. La investigación indica que el dirigente de fútbol usando su identidad falsa viajó en 2017 a Panamá, Perú, España y Brasil.

Romero señaló también que Nelson Mayser Spinatto  tiene un proceso penal por tráfico de droga en Brasil. “Es probable que se trate de una estructura de narcotráfico tal vez de las más importantes”, dijo.

Aguilera informó, además, que se investiga a la persona o autoridad que otorgó la identidad falsa al dirigente que, según las investigaciones preliminares, fue asesinado por un ajuste de cuentas vinculado al narcotráfico.

“Ha habido alguna persona o autoridad que le ha entregado estos documentos, la cual obviamente tiene que rendir cuentas ante la justicia”, aseguró Aguilera.

 

“Hay muchas convergencias con el accionar de una organización vinculada al tráfico de drogas”.

 

SICARIO LO EJECUTÓ EN 55 SEGUNDOS

Nelson Mauriel murió el jueves 4 de julio en Santa Cruz, al promediar las 21:00, después de recibir varios disparos.

La Policía informó que el sujeto que lo mató tardó sólo 55 segundos en estacionar su motocicleta, caminar hacia su víctima, efectuar los disparos, percatarse de que fueron mortales y luego abandonar el lugar.

En el momento del ataque, Mauriel estaba acompañado de Sebastián Peña, también dirigente de Blooming, quien fue herido por los disparos.

En Portada