Pasar al contenido principal
Redacción Central

La familia del médico Ortiz rechaza la falsa información y exige respeto

La familia de Marco Antonio Ortiz, el médico que se encuentra internado en la Caja Petrolera de Salud bajo cuidados médicos por arenavirus, rechazó ayer las informaciones que circularon en las redes sociales sobre una supuesta muerte y pidió respeto en este momento “tan delicado” por el que atraviesan.

“Marco Antonio está luchando por su vida y la familia está haciendo los máximos esfuerzos para lograr salvarlo”, dice un comunicado difundido por la familia.

Ayer la portavoz de Comunidad Ciudadana (CC), Paola Cortés, dio por muerto a Ortiz y señaló que su madre estaría internada en terapia intensiva por el contagio de ese virus.

En el mismo documento, la familia lamentó que “gente inescrupulosa” aproveche su tragedia para “quien sabe qué fines”.

En tanto, el Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes) La Paz comunicó que la familia de su colega Gustavo Vidales, que murió infectado con arenavirus, no recibirá ninguna indemnización porque no estaba incluido en la Ley General de Trabajo, pese a haber fallecido en cumplimiento de sus funciones.

La abogada de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Lourdes Alba, manifestó que ha desaparecido el historial clínico de Ximena Cuéllar, quien falleció tras ser infectada por el arenavirus, por lo que se está realizando una investigación para encontrar la documentación.

Alba señaló que el historial no puede salir del hospital sin los protocolos pertinentes. Destacó que la directora del hospital de Caranavi ya declaró respecto al caso y que se espera lo mismo de otros galenos.

En Portada