Pasar al contenido principal
Redacción Digital

Pese a la crisis, Morales descarta cambiar la estructura de la Policía

Durante el acto de celebración de los 193 años de vida institucional de la Policía boliviana el presidente Evo Morales descartó modificar la estructura de la fuerza del orden, a pesar de los últimos hechos que develaron una crisis por la supuesta relación entre ex altos jefes policiales con el narcotráfico y hechos de corrupción.

El mandatario expresó su deseo respecto a que la Policía llegue al año del bicentanario siendo "un modelo a nivel regional y continental".

Morales, aseguró hoy que "el Gobierno siempre va a respetar el mando único de la policía nacional (...) Cambiar la estructura de la policía a esta altura sería desconocer la fundación del Mariscal José Antonio de Sucre hace 193 años", dijo en el acto realizado en Santa Cruz.

La autoridad manifestó que el Gobierno "nunca abandonará" a la Policía y pidió reflexionar sobre su responsabilidad en las funciones dentro de una nación.

"Queremos que nuestra Policía sea modelo a nivel regional y ojalá a nivel continental. Todo dependerá de la actitud de ustedes (policías) y de cómo empecemos a descolonizarnos y sentir a nuestro pueblo", agregó Morales.

Por su parte el comandante general de la institución verde olivo, Yuri Calderón, aseguró que el propósito a los 193 años de la fundación es "recuperar y fortalecer la credibilidad y confianza del pueblo. A ellos nos debemos y por ellos trabajamos",

Calderón destacó el fortalecimiento tecnológico y material que ha tenido la institución policial gracias al trabajo del Gobierno y expresó su deseo de que tanto las fuerzas del orden como la población en general trabajen "para avanzar juntos" en la lucha contra la delincuencia.

Señaló que la Policía necesita oficiales "con alto espíritu de servicio y alto grado de profesionalismo" para cumplir su misión.

El nuevo aniversario de la Policía llega en medio de una crisis institucional con casos de corrupción, presuntos sobornos a cambio de destinos e ingresos a instituciones de instrucción policial, además de supuestosa vínculos con el narcotráfico.

En Portada