Pasar al contenido principal
Redacción Digital

Montenegro permanecerá en la Felcn mientras tramitan su extradición a Brasil

El fiscal de Santa Cruz, Mirael Salguero, informó que el acusado por narcotráfico, Pedro Montenegro, que se entregó hoy voluntariamente a la Policía guardará detención en celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) hasta que preste su declaración.

Montenegro tiene una orden de extradición por el delito de narcotráfico, emitida por la justicia de Brasil, que data desde el 2015. Además, es investigado por legitimación de ganancias ilícitas y falsedad material.

“Hay un Auto Supremo que ordena la detención preventiva con fines de extradición y eso es lo que seguramente se va a tramitar. (Brasil), agilizará la extradición que aproximadamente dura entre tres a seis meses. Mientras tanto él permanecerá detenido en la Felcn y en las próximas horas prestará su declaración”, declaró el fiscal a los medios cruceños.

Según antecedentes del vecino país, Montenegro está involucrado a una red que en 2013 fue desbaratada en San Pablo en la operación denominada “Monte Pollino”, que se ejecutó tras descubrirse en un país de Europa un cargamento 1,3 toneladas de cocaína que fue valuada en más de 60 millones de dólares.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó hoy que el narcotraficante, Pedro Montenegro, se entregó hoy a la Policía, cerca al mediodía después de una intensa búsqueda que se extendió por varios días en las regiones fronterizas del departamento de Santa Cruz, con Brasil y Paraguay.

En Bolivia Montenegro tendría estrechos vínculos con policías de alto rango, entre ellos el excoronel Gonzalo Medina, el excapital Fernando Moreira -ambos con detención preventiva- y autoridades judiciales, quienes asistían a sus fiestas o lo acompañaban en actividades recreativas.

El Ministerio Público presentará en las próximas horas la imputación formal en contra de este ciudadano, adelantó Salguero. A Montenengro se le acusa por los delitos de legitimación de ganancias ilícitas y organización criminal, falsedad material y uso de instrumento falsificado.

En Portada