Pasar al contenido principal
Redacción Central

Bolivia deja presidencia pro tempore sin poder reactivar la Unasur

Bolivia terminó ayer su gestión en la presidencia pro tempore de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) y pasó la posta a Brasil, país que, tras recibir el mando del bloque, anunció su decisión de dejar definitivamente el organismo, denunciando el Tratado Constitutivo.

El Gobierno boliviano culminó así su gestión de un año sin poder resolver la profunda crisis del organismo suramericano, pese a los intentos de convocar a una cumbre presidencial y modificar el Tratado Constitutivo para  destrabar la elección de un secretario general, cargo que está acéfalo desde hace más de dos años.

El canciller Diego Pary afirmó que  se hicieron todos los esfuerzos para relanzar el bloque pero que sólo se puede avanzar en la medida que los países miembro quieran.

“Durante el año que le ha tocado ejercer a Bolivia la presidencia pro tempore hemos hecho todos los esfuerzos para reunir a los Estados miembros y hemos avanzado en la medida que los Estados miembros han decidido que se pueda avanzar”, dijo.

Pocas horas después de que Pary anunciara el traspaso de la presidencia pro tempore a Brasil, mediante un comunicado “el Gobierno brasileño denunció este lunes (por ayer) el Tratado Constitutivo de la Unasur, con lo que formalizó su salida de la organización”.

Brasil se sumó así a Colombia y Paraguay  como los países que decidieron dejar definitivamente el bloque, aunque Ecuador también anunció que denunciará el Tratado Constitutivo para poner fin a su participación, y exigió la devolución de la sede del organismo en Quito. Además, Perú, Chile y Argentina decidieron suspender su participación en Unasur.

Estas naciones aseguran que Unasur se convirtió en una “caja de resonancia” del chavismo venezolano y en un mecanismo ideologizado y burocrático.

Con estas bajas, el bloque regional, creado en 2008 en medio de la ola de gobiernos de izquierda de la región, queda con cinco países activos: Bolivia, Guyana , Surinam, Uruguay y Venezuela.

Los siete países que se alejaron del bloque se reunieron el pasado mes de marzo en Santiago de Chile para conformar el Foro para el Progreso del Sur (Prosur), un mecanismo de integración más “ágil, pragmático y sin ideologías” como fue  Unasur.

Bolivia fue invitado a este foro y participó como veedora a través de la vicecanciller María del Carmen Almendras, pero no firmó la declaración alegando que no será parte de mecanismos que excluyan a países, en clara referencia a la decisión de marginar al Gobierno de Nicolás Maduro en la conformación del nuevo bloque  regional.

Ayer, el canciller Pary ratificó este lineamiento y aseguró que Bolivia está abierto a participar en todos los mecanismos de integración, pero no de bloques donde se excluyan a los países.

Sobre el futuro de Unasur, Pary aseveró que “son los estados miembros quienes van a decidir cuál es el destino que debe tener este organismo”.

Bolivia ofreció en marzo pasado el Parlamento Suramericano como nueva sede de Unasur, ante la salida de Ecuador y la petición del Gobierno de Lenin Moreno de  recuperar la infraestructura  construida en Quito.

 

5 países quedan en Unasur, Bolivia, Guyana, Surinam, Uruguay y Venezuela son los Estados que quedan activos en Unasur.

 

ANÁLISIS

Rolando Telleria. Analista político

Brasil otorgará el acta de defunción de Unasur

La gestión de Bolivia en la presidencia pro tempore de Unasur, por las limitaciones intrínsecas de un organismo de integración excesivamente ideologizado, ciertamente es negativa, en un escenario político de la región, además con un “giro a la derecha”.

Ahora, más allá de esas limitaciones, también, en el fracaso de Bolivia en la presidencia pro tempore, se puede destacar la pobre composición del o los equipos diplomáticos del país. La diplomacia exterior de Bolivia es totalmente improvisada y nada profesional, sin norte alguno.

Pues bien, con el traspaso de esta responsabilidad al Brasil, que desde el año pasado suspendió su participación en el bloque, los días de Unasur están contados. La diplomacia brasileña, fiel a los lineamientos de Itamaraty, seguramente activara todos los mecanismos posibles para otorgar el “acta de defunción” y, más bien, impulsar con fuerza Prosur.

En Portada

  • Bosque chiquitano en 6 municipios sufre por incendios incontrolables
    Los Tiempos, El Deber y agencias Más de 400 mil hectáreas de bosque chiquitano, una superficie mayor a la del Parque Nacional Tunari (309 mil hectáreas), se han quemado en los incendios registrados en las últimas semanas en las áreas forestales de al menos seis municipios de Santa Cruz:...
  • Aducción al sur tiene 36% de avance físico, según Gobernación
    La aducción 2, que transportará agua de la represa del Complejo Múltiple Misicuni a las poblaciones de Colcapirhua y la zona sur de la ciudad de Cochabamba, registra un avance físico del 36 por ciento, informó el director de Obras Civiles de la Gobernación, Omar Arze. El tramo 1 o lote 2 (...
  • Combustible de Perú, varado por bloqueo
    Cisternas de combustible permanecen paradas en las carreteras hacia los puertos de Ilo y Matarani, en Perú. La Cámara Departamental de Transporte expresó preocupación por un posible desabastecimiento que podría generarse por este problema. El presidente de la Cámara Departamental de Transporte...
  • Ven que Gobierno hace campaña al invertir donde no apoyan al MAS
    La decisión del gabinete de agilizar las inversiones públicas en las regiones donde el MAS no tiene apoyo “sólo reafirma que al Gobierno lo único que le importa es la campaña electoral, porque define sus prioridades en función a sus objetivos políticos y no al interés nacional”, aseveró ayer el...
  • Comunario industrializa la carne de llama y realiza la venta en latas
    Carne de llama en lata, cual si fuera atún, es una de las principales novedades en la industrialización de este producto. Las mismas comunidades decidieron emprender esta alternativa de valor agregado para diversificar el mercado de los productos de camélidos. Florencio Medrano llegó desde...