Pasar al contenido principal
Nelson Peredo

Carvajal denuncia ante la CIDH los casos de Gutiérrez, 21F e indígenas

Con miedo, bajo estricta vigilancia y mojada por la lluvia, llegó la noche del lunes la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb), Amparo Carvajal, al Centro Internacional de Convenciones y Cultura (CICC) de Sucre, para buscar a los miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que sesionan en la capital.

La activista —según relata— sostuvo una hora de reunión con los comisionados, tiempo en el que relató con lujo de detalles al menos cinco casos de violaciones de derechos humanos en Bolivia: la vulneración del voto soberano del 21F, la retardación de justicia en el caso de las explosiones en Oruro, las violaciones a derechos de los pueblos indígenas de tierras altas y bajas, y la persecución de líderes que no comulgan con el Gobierno, como es el caso del presidente de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) de La Paz, Franclin Gutiérrez. También habló sobre el caso Eurochronos.

“(La CIDH) rechaza muchas audiencias y pedidos, pero, al ser una persona conocida, me recibieron (…) He tenido la posibilidad de dejar unos documentos y de hablar de la situación (de Bolivia), no solamente en los atentados del 10 y 13 que en Oruro, como también la violación del derecho humano de votar, que Bolivia hace tres años llamó el 21 a un referendo”, dijo.

“Hablé con los comisionados de la Constitución, de los pueblos indígenas, del dirigente perseguido (Franclin) Gutiérrez; aunque ellos dijeron y aclararon que no podían manifestarse, pero el informe iba a ayudar mucho para entender la realidad del país”, explicó.

Mencionó que los comisionados quedaron “impresionados” con el informe y recalcó que se sintió “muy vigilada” por el personal de seguridad destinado por el Gobierno y que incluso sintió “miedo”.

Por otra parte, el secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrao, se reunió con una comisión de ocho activistas, entre defensores del 21F, dirigentes de pueblos indígenas y el abogado del caso Terrorismo, Gary Prado, que presentaron denuncias por vulneración de derechos y pedidos para que se acelere el análisis de las peticiones contra el Estado boliviano. Según Prado, hay unas 15 que están esperando resolución por el caso terrorismo y hay como ocho peticiones que exigen el respeto al 21F, que tampoco fueron respondidas.

En la noche, Abrao se reunió con una comisión de legisladores opositores presidida por Arturo Murillo y Wilson Santamaría. Informaron que la CIDH analizará el caso del 21F en el periodo de sesiones que se realizará en Jamaica. El secretario también recibió una comisión de diputados del MAS, con Sonia Brito y Andrea Bonilla.

La CIDH sesionará hasta el viernes y tiene previsto recibir hoy (17:30) a delegaciones de la sociedad civil boliviana, entre colectivos ciudadanos, pueblos indígenas y activistas.

 

5 delegaciones con la CIDH. Hoy (17:30) la CIDH recibirá en audiencia a cinco delegaciones de la sociedad, que denunciarán vulneración de derechos.

 

COCALEROS QUIEREN HABLAR CON LA CIDH

Una delegación de productores de coca de Cochabamba llegó a Sucre para buscar una reunión con la CIDH e informarle sobre los avances democráticos del país, informó el dirigente Leonardo Loza.

“Existe en Bolivia una plena democracia y pleno respeto a los derechos humanos”, dijo.

En tanto, el senador Demócrata y candidato presidencial de la alianza Bolivia Dice No, Oscar Ortiz, llegó a Sucre con 700 folios de nuevas pruebas de lo que considera el grave deterioro democrático, para presentarlas en las audiencias públicas de la CIDH.

 

PARY: COMISIÓN CONSTATÓ QUE HAY DEMOCRACIA

REDACCIÓN CENTRAL

El canciller, Diego Pary, afirmó ayer que los representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que se encuentran sesionando en la ciudad de Sucre, constataron que Bolivia es un país plenamente democrático.

“Bolivia es un país plenamente democrático, un país donde está vigente la libertad de expresión y eso lo han podido constatar ayer (por el lunes) los comisionados, en la inauguración, donde teníamos una gran concentración de personas que les daban la bienvenida y teníamos 20 personas fuera del recinto haciendo sus pronunciamientos, que también estaban en su derecho”, dijo.

En ese marco, el Canciller informó que la CIDH comunicó sobre las reuniones que sostendrá con diferentes grupos ciudadanos y políticos bolivianos y que el Gobierno no tiene ninguna objeción por estas reuniones.

En Portada