Pasar al contenido principal
Redacción Digital

Morales considera que la resolución de la OEA sobre Nicaragua tiene una intención golpista

El presidente, Evo Morales, rechazó la resolución de la Organización de Estados Americanos que suspende a Nicaragua, porque considera que responde a una "intención golpista" en contra del Gobierno de Daniel Ortega.

La OEA respondió a la solicitud de cinco de sus miembros, Argentina, Chile, Colombia, Perú y Estados Unidos, y decidió inicia el proceso para suspender a Nicaragua del organismo interamericano por "graves violaciones a los derechos humanos", a través de la aplicación de la Carta Democrática.

"Nos vemos obligados a empezar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana", anunció el secretario general de la OEA, Luis Almagro, luego de que se presentará un informe sobre los abusos de poder en Nicaragua.

La Carta Democrática es un instrumento jurídico que, en sus artículos 20 y 21, contempla trámites diplomáticos contra un Estado miembro donde haya “una alteración del orden constitucional” y, de fracasar esas gestiones, allana el proceso para su suspensión, con lo que dejaría de participar en los programas del organismo.

Una ola de protestas iniciada el 18 de abril contra una reforma del seguro social que derivó en un movimiento para reclamar la renuncia del presidente Daniel Ortega y de la vicepresidenta, su esposa Rosario Murillo, generó una dura represión que según la CIDH ha dejado 325 muertos y 400 detenidos.

"Nos obligan a acciones concretas. Ninguna revolución deja a la gente con menos derechos que cuando empezó, pero todas las dictaduras sí. Las dictaduras contaminan", dijo Almagro.

En Portada