Pasar al contenido principal
ANF

Revelan que Jhiery Fernández quiso acabar con su vida

El médico Jhiery Fernández "estaba bastante deprimido e inclusive en algún momento quería acabar con su vida por todo el sometimiento al que lo tenían", informó hoy el abogado Ernesto Nuñez, quien en un primer momento defendió al galeno sentenciado a 20 años de prisión por el caso del bebé Alexander.

Sin embargo -según el mismo jurista- la familia logró reflexionar al joven profesional y después de cuatro años de reclusión ahora se encuentra fortalecido.

"Pero él antes estaba bastante decepcionado (con el accionar de) la justicia, toda vez que él en ningún momento había tenido ni siquiera un contacto con el menor (que según la Fiscalía fue violado)", dijo Nuñez, en una entrevista con la radio Fides.

Agregó que, en los primeros tres meses de detención, el médico permaneció encerrado sólo en una pequeña "celda" del penal de San Pedro, que en el pasado funcionaba como baño.

"Ese lugar era de castigo, medía sólo 1.50 x 1.50, y como (antes era el) baño, todavía seguía con sus conexiones, por tanto, tuvo que aguantar todos los olores durmiendo solamente con un cartón y una frazada", relató.

 Asimismo, señaló que esta detención no solo frustró el trabajo del joven médico, sino también sus planes personales de contraer nupcias con su novia.

"Tiene una enamorada, que lo acompañó desde siempre y continúan juntos, él se tenía que casar, pero" con su encarcelamiento no se pudo concretar ese objetivo, sostuvo.

En los últimos días fue revelado en los medios de comunicación un polémico audio, que presuntamente corresponde a la jueza Patricia Pacajes y en el que se admite la inocencia de Fernández.

Este hecho generó indignación, incluso entre las autoridades del Gobierno; mientras el fiscal departamental de La Paz, Edwin Blanco, reiteró ayer que el joven médico fue condenado con pruebas y además puso en duda la veracidad del audio.

En Portada