Pasar al contenido principal
Imagen

Adepcoca bloquea en Unduavi y Gobierno descarta el diálogo

Cuerpo

Productores de coca y campesinos de los Yungas de La Paz comenzaron ayer el bloqueo de caminos indefinido, exigiendo la liberación del dirigente de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) de La Paz, Franclin Gutiérrez, y la suspensión de la erradicación de coca en esa región.

El bloqueo fue instalado en la zona de Unduavi (provincia sud Yungas), en la ruta al norte de La Paz, por unos 500 o 600 campesinos, y se alista otro punto en Yolosa (Nor Yungas), informó el secretario ejecutivo del Consejo de Federaciones Campesinas de los Yungas (Cofecay), Tito Flores.

En tanto, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, aseguró que el Gobierno no dialogará bajo presión y que no puede conversar con sectores que piden legalizar coca excedentaria.

“Nada que dialogar”, dijo Cocarico a Erbol y aseveró que “no se puede dialogar para legalizar coca ilegal”.

Por su parte, el viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, afirmó que no se enviarán policías a desbloquear la ruta porque “sólo son 30 personas” bloqueando y que la transitabilidad es normal.

En tanto, el dirigente Tito Flores aseguró que están analizando en qué otras zonas instalarán puntos de bloqueo y dijo que la protesta se consolidará de manera escalonada.

“Aquí (en Unduavi) estamos casi como 500 a 600 personas, que están de Chulumani, Irupana, Coripata, La Asunta, Chamaca. Todas las federaciones estamos unidos más que nunca. Con estas arremetidas que está haciendo el Gobierno a la gente, más le caldean los ánimos”, aseveró Flores.

En la misma línea, el dirigente de los productores de Chulumani, César Apaza, dijo que la tarde de ayer se dio un cuarto intermedio de media hora para el paso de vehículos con personas de tercera edad, madres con niños y productos, pero después se retomó la protesta y de manera indefinida.

“Se conformó el comité de bloqueos, estamos viendo dónde más bloquear, por estrategia no vamos a decir. Vamos a radicalizar, vamos a tomar otros puntos”, aseveró Apaza.

Recordó que sus pedidos son cuatro: liberación de Gutiérrez, que las FTC desocupen la zona de La Asunta, el respeto al fuero sindical y la abrogación de la Ley General de la Coca, que —a su juicio— favorece a la región del trópico de Cochabamba.

“El Gobierno ha hecho una persecución para acallar a nuestro compañero Franclin. Ellos persiguen a los otros líderes “, aseveró.

“El trópico para nosotros siempre va a ser una zona ilegal. No pueden justificar dónde se consume su coca”, afirmó.

“Creemos que el Gobierno se ha vuelto dictador”, lamentó.

Horas antes, el Viceministro de Régimen Interior denunció que en los Yungas se ejerce un “terrorismo sindical” por parte de los dirigentes de Adepcoca.

En tanto, el dirigente de los interculturales, Andrés Flores, advirtió con desbloquear las rutas si es que el conflicto en los Yungas se extiende y rechazó cualquier modificación a la Ley General de la Coca.

 

18 Días de conflicto. Desde el ultimátum del líder de Adepcoca, Franclin Gutiérrez, a las FTC, pasaron 18 días de conflicto.

 

VILLENA: TEZANOS ES FUNCIONAL AL MAS

El exdefensor del Pueblo, Rolando Villena, afirmó ayer que el actual titular de ese despacho, David Tezanos, es “funcional” al Gobierno y pidió que se potencie a otras instituciones defensoras de derechos humanos, como la Asamblea Permanente y el Comité Nacional por al Defensa de la Democracia (Conade).

“Es un actor funcional al Ministerio de Gobierno y al oficialismo. No podemos esperar más de él, por eso como Conade pedimos su renuncia”, dijo Villena.

Tezanos acompañó el pasado domingo a la Policía a La Asunta, donde se registraron enfrentamiento entre policías y productores. Los comunarios criticaron que el Defensor no tome una posición de lado del pueblo. “Como un institución que queda por lo menos en los simbólico es la Asamblea Permanente, se puede acudir también al Conade, porque es un problema central de democracia”, aseveró.

En Portada