Pasar al contenido principal
Imagen

Internan a médico que extirpó riñón sano a Sebastián

Cuerpo

El médico Roger M., quien extirpó erróneamente un riñón sano de un niño de 3 años, no se presentó a declarar ante la comisión de fiscales que investiga el caso argumentando problemas cardiacos que lo obligaron a ser internado en el Hospital Obrero de Santa Cruz, informó el abogado del galeno, Abraham Quiroga.

"Vamos a constituirnos con la comisión de fiscales al Hospital Obrero para ver el estado de salud físico en el que se encuentra el docto", dijo Quiroga

Agregó que los representantes del Ministerio Público estarán acompañados por un médico forense que valorará el estado de salud del acusado.

Moreno debía presentarse a declarar hoy a las 17:00 en dependencias del Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz en el marco de las investigaciones que sigue la Fiscalía por el delito de lesiones gravísimas. 

Por otro lado, Sebastián Justiniano, el menor de 3 años que fue víctima de una presunta negligencia médica y que quedó sin ninguno de sus riñones, recibió hoy su cuarta hemodiálisis. Según sus familiares, su recuperación es favorable.

Roger M. tenía previsto declarar esta tarde en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz.

El médico confirmó mediante un documento que asumirá los gastos de la salud del menor.  "El doctor firmó un documento comprometiéndose a todo lo que implique los gastos (...) y mañana habrá una junta médica de los profesionales con la participación del Gobierno para ver las mejores opciones para Sebastián", dijo el abogado de la familia del menor, Felipe Hurtado.

Asimismo, se comprometió a otorgar a la familia un determinado monto de dinero cada mes, mientras el niño se encuentre en tratamiento.  

"Los padres de Sebastián son de San José de Chiquitos (...) y se ha visto por conveniente que también se haga un estipendio, es decir, un salario mínimo mensual, (pero) sin que eso implique los gastos en medicinas para Sebastián", agregó.

Sin embargo, aclaró que el acuerdo firmado no significa que se desestime un proceso penal contra el médico.

En julio, el niño fue diagnosticado con cáncer en el riñón izquierdo y, tras un tratamiento de quimioterapia, el pasado miércoles fue sometido a una intervención quirúrgica. En la operación, el médico extirpó al menor su riñón sano y luego el órgano afectado.

 

En Portada