Pasar al contenido principal
Redacción Digital

Universitarios intentan ingresar a nuevo Palacio; UPEA y UMSA pactan alianza

Cientos de estudiantes, docentes y administrativos de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) marcharon hoy por las calles de la ciudad de La Paz.

La  multitudinaria manifestación partió a la altura de la cervecería, recorrió el Prado paceño hasta llegar al monoblock de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

Los rectores de la UPEA y la UMSA, Ricardo Nogales y Waldo Albarracín, pactaron una alianza de lucha conjunta por el tema presupuestario.

Albarracín expresó el respaldo de la UMSA a las movilizaciones de los alteños y Nogales afirmó que con su demanda la UPEA no pretende restar recursos a la Universidad paceña, que también tiene problemas económicos.

"Bienvenidos a su casa, les vamos a dar toda la protección necesaria y juntos vamos a luchar hasta que el Gobierno le proporciona los recursos necesarios que requiere nuestra hermana universidad", dijo el rector de la UMSA.

En la oportunidad, estudiantes y docentes de la universidad alteña instalaron un séptimo piquete de huelga en el  monoblock exigiendo que el presidente del Estado, Evo Morales, acepte reunirse con los representantes de esa casa de estudios para tratar sus demandas.

La movilización de universitarios se dirigió hacia la plaza Murillo. Con gritos, cánticos y petardos, los estudiantes marcharon alrededor del centro político del país. En el lugar se produjeron incidentes cuando manifestantes intentaron ingresar a la "Casa del Pueblo". 

La UPEA continúa con sus medidas de presión exigiendo la modificación de la Ley 195 de coparticipación tributaria para un mayor presupuesto, el esclarecimiento de la muerte del estudiante Jonathan Quispe y la renuncia de los ministros de Gobierno, Carlos Romero, y Economía, Mario Guillén.

En Portada