Pasar al contenido principal
Imagen

Juicio a Goni en EEUU: entre la tensión, la tristeza y las anécdotas

Cuerpo

Erick Foronda

El juicio civil contra el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada que se desarrolla en Fort Lauderdale, Florida (EEUU), también tiene sus batallas y episodios de tensión, tristeza y momentos que también generan sonrisas y sorpresas.

Quienes se llevan la mayor cantidad de sorpresas son los dos traductores que permanecen en la sala desde las 9:00 a las 17:00. La señora es muy cortés con todos los testigos, pero no la pasa bien cuando los testigos le dicen, por ejemplo, que tomaron un desayuno con “Api y buñuelitos” o cuando los testigos mencionan modismos propios de las zonas rurales de Bolivia.

“Estuve en el punto Cotel”, le repetía una de las testigos. Y la traductora no encontraba un diccionario que le diga qué es un punto Cotel. Por eso extrañó que todos los hispanohablantes de la sala lanzaran una carcajada cuando dijo que Juan del Granado pertenecía al “Movimiento Temerario”. Del Granado se apresuró en corregirle “sólo de sin miedo”.

El día que la sala lloró

La señora Etelvina Ramos relató el primer día de juicio cómo su pequeña niña Marlene recibió el impacto de una bala en su pecho “y la sangre comenzó a salir como de una pila. Ella no hablaba nada pero me miraba como un ave”, dijo Etelvina en un testimonio que dejó en silencio a la sala. Su esposo relató en medio de lágrimas que Marlene le decía que ella quería estudiar y salir profesional. “¿Por qué no eres tú profesor como tus amigos, papá?”, le preguntaba Marlene a su padre, Eloy Rojas. Eloy dijo que nunca pudo responderle.

Duros interrogatorios

Algunos debates entre los abogados y algunos testigos sobresalieron por su dureza. Por ejemplo, el abogado de la parte demandante Joseph Sorkin hizo uso de su habilidad en las contra preguntas a Sánchez Berzaín.

“Usted afirma que no le dijo al exalcalde Juan del Granado que no importa si hay cinco o 50 muertos. ¿Nunca ha hablado de ese tema?”, preguntó. “Sí. Mantengo la respuesta”, respondió Sánchez. Sorkin le dijo: “Entonces, si usted mantiene esa afirmación, ¿quiere decir que del Granado miente?”. “Absolutamente”, respondió Sánchez. “Usted sostiene que nunca se refirió con los siguientes términos: ‘indios de mierda’”, le preguntó el abogado. Sánchez dijo “Así es. ¿Puedo explicar?”, pidió. “No”, le respondió el abogado.

Refiriéndose a las ocho víctimas, Sorkin le preguntó: “¿Está de acuerdo que algunas personas inocentes murieron?”. “Sí”. “¿Y que Marlene fue una de ellas?” “Sí”. “¿Y Lucio? ¿Y Teodosia?”, preguntó mencionando nombre por nombre a las víctimas. Sánchez decía que no quiere individualizar. “¿Ordeno usted disparar a civiles?”. “No”. “¿Y a matar?”. “Peor”, respondió molesto Sánchez.

 

RONDA DE TESTIGOS CULMINA EN EEUU

La ronda de testigos termina hoy en el juicio contra el expresidente Sánchez de lozada y el exministro Carlos Sánchez Berzaín.

La defensa de los acusados presentó ayer a los testigos Jaime Aparicio, exembajador de Bolivia en EEUU, y a Jorge Eastman, exasesor de la OEA en 2003. Además, comparecieron dos expertos forenses.

Hoy se tiene previsto que declare el último testigo de la parte demandada, un experto en balística. El lunes se cierran los alegatos y comienza el análisis final del jurado.

En Portada