Pasar al contenido principal
Redaccion Central

Evo defiende aumento de cocales ante críticas

Tras la aprobación de la Ley General de la Coca que incrementa de 12.000 a 22.000 hectáreas los cultivos en Los Yungas de La Paz (14.300) y el Chapare de Cochabamba (7.700), el presidente Evo Morales dijo que los políticos de la derecha, que afirmaron que se trata de una “narco” ley, no tiene moral para criticar el incremento, porque en los Gobiernos neoliberales existían 37.000 hectáreas.

A tiempo de anunciar que lanzará una campaña para despenalizar el akulliko (masticado) de la coca a nivel internacional, dijo en declaraciones a la agencia ABI, que los políticos de la derecha están en desacuerdo con esa distribución porque pretenden que se elimine el cultivo de la hoja sagrada en todo el país.

“Quieren que la Ley 1008, del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, siga. Y de acuerdo a la 1008 coca cero en toda Bolivia, incluido Yungas de La Paz”, argumentó.

Remarcó que en su Gobierno se redujeron los cocales ilegales “sin masacres, sin muertos”. Consideró que el consumo interno para el masticado se incrementó en los últimos años, a pesar de que los Gobiernos neoliberales impulsaron que esa práctica milenaria sea penalizada internacionalmente.

Se prevé que la ley sea promulgada en los siguientes días por el Presidente. El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, informó que 6.000 hectáreas se destinarán a la industrialización y exportación de derivados de coca.

Ayer, el presidente Evo Morales manifestó que los primeros países adonde se podrían exportar los derivados con “fines benéficos para la humanidad” son Ecuador y Venezuela.

El exgobernador del Beni, Ernesto Suárez, dijo ayer en Twitter que “se aprobó una narco ley, según la ONU el 94 por ciento de la coca del Chapare se desvía al narcotráfico, incrementar en esta zona es fomentarlo”.

En Portada