Pasar al contenido principal
EFE

Sospecha de fraude empaña la victoria de partido de Putin

Las sospechas de fraude a favor del oficialismo en el voto electrónico han empañado la mayoría constitucional del partido del Kremlin, Rusia Unida, que retendrá el control de la Duma o Cámara Baja del Parlamento ruso durante los próximos cinco años.

“La nueva Duma que ha salido de los comicios legislativos no tiene absolutamente ninguna legitimidad. Vivimos en un país donde no hay elecciones”, dijo  Serguéi Mitrojin, candidato liberal por Moscú.

Los 2,5 millones de votos emitidos telemáticamente acabaron por inclinar la balanza en favor de los candidatos oficialistas en varias circunscripciones, especialmente en Moscú, donde el encarcelado opositor, Alexéi Navalni, cuenta con un gran número de partidarios.

El comienzo del escrutinio pareció frustrar el domingo las esperanzas de mayoría constitucional del partido liderado en la sombra desde hace 20 años por el presidente Vladímir Putin, que necesitaba una Duma leal para presentarse a la reelección en 2024.

Rusia Unida perdía votos por listas de partidos, pero se guardaba el as en la manga de las circunscripciones mayoritarias, donde el recurso administrativo es moneda común. Finalmente, el oficialismo logró el 49,82% de los votos y la victoria en casi 90% de las circunscripciones, lo que se traduce en más de 300 escaños de los 450 que integran la Cámara.

 

En Portada