Pasar al contenido principal
REUTERS

Líderes del G-20 ayudarán a países azotados por la Covid-19

| PEKÍN/DUBÁI

Los líderes de las 20 países más poderosos del mundo (G-20) debatieron este fin de semana sobre cómo distribuir mejor vacunas, fármacos y pruebas de Covid-19 a fin de que las naciones más pobres no queden rezagadas, en momentos en que el mundo busca afianzar la recuperación tras la pandemia.

Los representantes del G-20 realizan conferencias virtuales bajo la presidencia rotativa de Arabia Saudita.

La pandemia de Covid-19, que llevará a la economía mundial a una violenta recesión este año antes de un repunte económico previsto en 2021, ha estado en la cima de la agenda.

“Debemos trabajar para crear las condiciones de un acceso asequible y equitativo a estas herramientas para todos los pueblos”, dijo el rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdulaziz, en su discurso de apertura del encuentro.

A los líderes del G-20 les preocupa que la pandemia agudice las divisiones entre países ricos y pobres. “Necesitamos evitar a toda costa un escenario de un mundo de dos velocidades donde sólo los más ricos pueden protegerse contra el virus y reiniciar una vida normal”, dijo el presidente francés, Emmanuel Macron.

Con este objetivo en mente, la Unión Europea instó a los líderes del G-20 a invertir rápidamente más dinero en un proyecto global para vacunas, pruebas y terapias llamado Access to Covid-19 Tools Accelerator (ACT, por sus siglas en inglés).

“En la Cumbre del G-20 pedí que se invirtieran 4.500 millones de dólares en ACT Accelerator a fines de 2020 para la adquisición y entrega de pruebas, tratamientos y vacunas de Covid-19 en todas partes”, dijo en Twitter la presidenta de la Comisión Europea.

 

CON MIRAS AL FUTURO 

A fin de prepararse para futuros rebrotes, la Unión Europea (UE) propondrá un tratado sobre pandemias. “Un tratado internacional nos ayudaría a responder más rápidamente y de una manera más coordinada”, dirá al G-20 el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Si bien la economía mundial ha retomado la actividad tras el peor momento de la crisis, el impulso se ha desacelerado en los países donde han vuelto a aumentar las tasas de infección y la recuperación se está dando de forma desigual, por lo que es probable que la pandemia deje profundas cicatrices, dijo el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un informe para el G-20.

 

En Portada