Pasar al contenido principal
AFP

La Iglesia celebrará misas en Perú pese a prohibición por pandemia

Lima |

La Iglesia católica desoirá la prohibición de celebrar misas cuando se reabran el lunes los templos en Perú, cerrados hace siete meses por la pandemia del coronavirus, informó ayer la Conferencia Episcopal.  

"Cada Obispo tiene la potestad, en su propia Iglesia particular, para determinar a partir del próximo 2 de noviembre, el inicio de la celebración diaria y dominical de la Santa Misa", señaló la jerarquía católica peruana en un comunicado enviado. 

La decisión invoca la libertad de culto reconocida en la Constitución a las personas, como parte del respeto a los derechos humanos.  

"Todos los sacramentos, así como los demás actos litúrgicos (...) forman parte del culto y de la libertad religiosa, derecho humano fundamental amparado por la Constitución", agregó la nota.

Los obispos subrayan que "tras siete meses de no participar en la celebración de la Eucaristía presencial, se hace necesario y urgente volver paulatinamente a la normalidad de la vida Litúrgica".

El gobierno peruano autorizó a la iglesia el 6 de octubre a reabrir templos desde el mes próximo para orar y realizar bautizos, entre otros. Sin embargo, prohibió las misas hasta nuevo aviso para evitar reuniones masivas y eventuales contagios de Covid-19.      

Las misas acogerán a un tercio de fieles, de acuerdo al aforo de los templos, según un protocolo de bioseguridad.  

Desde junio la iglesia buscó de la reapertura de los templos para acoger a los fieles, agobiados por la pandemia.   

La Conferencia Episcopal peruana argumenta además que la iglesia católica es autónoma, según un acuerdo de 1980 entre la Santa Sede y el Estado peruano.

Perú, con más de 32 millones de habitantes, es un país de abrumadora mayoría católica, religión del 85 por ciento de la población.

El gobierno peruano se ha resistido a autorizar las misas ante el temor de que las aglomeraciones provoquen focos de nuevos contagios. 

Con ese mismo criterio aún permanecen cerrados los cines, teatros y está restringido el acceso a las playas y estadios de fútbol.  

Las cifras de Covid-19 están en retroceso en Perú desde que el 13 de agosto se alcanzó un récord de 277 muertos y 10.143 nuevos contagios tres días después.

Desde entonces, las cifras vienen bajando paulatinamente y en octubre el promedio diario de nuevos contagios ronda los 2.957 y 69 decesos, según las cifras oficiales.

La pandemia llegó al país en marzo y desde entonces se han registrado más de 890.500 casos y 34.190 fallecimientos. 

En Portada