Pasar al contenido principal
EFE

Los famosos de EEUU se vuelcan con las elecciones

Nueva York |

En estas decisivas elecciones de EEUU, las celebridades del país se han volcado con el proceso y han sido muchos los famosos que han pedido repetidamente a los ciudadanos acudir a las urnas. Sin embargo, sólo unos pocos se han atrevido a decantarse en público por Donald Trump.
Históricamente, tanto Hollywood como el mundo de la música han dejado ver sus ideales políticos progresistas rechazando a gritos el racismo, exigiendo la legalización del matrimonio homosexual o insistiendo en la necesidad de un sistema sanitario gratuito.
Entre ellos, sin embargo, de vez en cuando aparece alguna voz discordante que muestra su carácter conservador en entrevistas o en las redes sociales, y que en el último lustro no ha dudado en unirse al "Make America Great Again" de Trump, pese a la montaña de críticas que reciben por ello.
Los músicos y los impuestos
En la corta lista de "valientes" famosos seguidores de Trump se encuentra el rapero, actor y productor afroamericano 50 Cent, que en los últimos días ha generado gran escándalo al asegurar que votará al actual presidente de EEUU porque el plan tributario de su rival demócrata, Joe Biden, le parece abusivo.
"No me importa si a Trump no le gusta la gente negra. El 62 por ciento ¿Están mal de la cabeza?", dijo el músico bajo una captura de pantalla que supuestamente refleja el plan fiscal del candidato demócrata, que podría suponer un importante aumento de impuestos para los más acaudalados.
"¡Voten por Trump!", exclamó después de una serie de palabras malsonantes.
El rapero es uno de los seguidores de Trump más recientes, pero otro importante músico, Kid Rock, es fan del polémico mandatario desde hace tiempo, e incluso este año se ha unido a su campaña electoral, abriendo con una actuación uno de los mítines del presidente el pasado mes de septiembre en su Michigan natal.
De hecho, en el último debate contra Biden, celebrado la semana pasada, la estrella del rock se trasladó a Nashville para verlo en vivo y en directo: "Creo que el estar aquí lo dice todo", dijo a preguntas sobre si se encontraba ahí para apoyar a Trump.
Los actores
En el mundo del cine, uno de los más férreos defensores del magnate convertido en político es el actor Jon Voight, protagonista en cintas como "Heat" junto a Robert De Niro y Al Pacino, así como del largometraje "The Rainmaker" (Legítima defensa) de Francis Ford Coppola.
En un video publicado recientemente en Twitter, Voight, conocido también por ser el padre de Angelina Jolie, no dudó en calificar a Biden de "malvado", tras lo que afirmó que "Trump debe ganar".
"Conseguirá que el pueblo vuelva a confiar. Estos izquierdistas no quieren apoyar al pueblo estadounidense. Es el mayor encubrimiento que se ha visto nunca", aseguró durante un corto discurso en el apareció con la bandera del país de fondo.
Dennis Quaid, exmarido de Meg Ryan y conocido por su actuación en "The Right Stuff" o "Dragonheart", ha respaldado a Trump con su participación en una entrevista que forma parte de la campaña del presidente para defender su respuesta a la pandemia del coronavirus, por la que recibió una oleada de críticas.
Este mismo año, cuando Nueva York se encontraba en plena crisis del coronavirus, defendió la actuación del mandatario en declaraciones al medio Daily Beast.
"Creo que Trump, pese a lo que la gente piense de él, está haciendo un buen trabajo para que los estados y el pueblo estadounidense tengan lo que necesitan a la vez que mantiene la economía y se prepara para el momento en el que todo esto acabe", señaló.
Por su parte, Stephen Baldwin, el hermano pequeño de Alec Baldwin y padre de la modelo Hailey Beiber, es quizá uno de los mayores defensores del líder de la mayor potencia mundial, retuiteando constantemente publicaciones que destacan los supuestos logros de Trump.
Además, no ha dudado en criticar el trabajo de su hermano Alec, cuya interpretación de Trump en el programa cómico "Saturday Night Live" ha ganado gran popularidad en los últimos años, pero que según ha dicho en varias ocasiones, "no tiene ninguna gracia".
Estrellas de la TV
La actriz Kirstie Allie, conocida internacionalmente por su papel protagonista en la serie "Cheers" y en la película "Look Who's Talking" (Mira quién habla), tampoco ha dudado en hablar públicamente sobre sus tendencias políticas, y reveló en Twitter todos sus votos desde las elecciones de 1972.
Aunque Allie se ha decantado durante buena parte de su vida por los demócratas, y votó por Obama tanto en 2008 como en 2012, confirmó que había favorecido a Trump en 2016 y que lo hará de nuevo este año.
"Voy a votar por Donald Trump porque no es un político. Lo voté en 2016 por esta razón y le votaré de nuevo por esta razón. Consigue que las cosas se hagan rápidamente y mejorará la economía rápidamente", explicó en las redes sociales.
La estrella de otra serie de éxito, Roseanne Barr, que protagonizó la comedia "Roseanne" durante más de nueve años en la década de los 90, ha tuiteado una foto suya vistiendo una gorra de "Trump 2020", mientras que el que fuera uno de los actores principales de "Grey's Anatomy" (Anatomía de Grey), Isaiah Washington, ha llegado a participar en uno de los videos promocionales de la campaña del presidente.
Las consecuencias
El apoyo de celebridades a Trump, sin embargo, no le ha salido barato a la mayoría de los actores, que son fuertemente criticados en las redes sociales y que incluso, según ha denunciado el actor Kevin Sorbo (protagonista de la serie "Hércules"), han visto cómo las agencias que gestionan sus carreras los rechazan.
Según el documental "Trump vs. Hollywood", que será lanzado en plataformas digitales el próximo 14 de diciembre, muchos de los famosos seguidores del presidente afirman que se les ha dejado de considerar como candidatos en varias producciones por este apoyo, aunque confiesan que es algo que no pueden demostrar.
La directora del documental, Daphne Barak, ha afirmado además en una entrevista con el medio Hollywood Reporter que el intérprete Lorenzo Lamas es uno de los pocos que ha estado trabajando durante la pandemia, y eso, apunta, es sólo debido a que en 2015, tras darse cuenta de que no conseguiría un trabajo en el sector por su apoyo al presidente, se hizo con una licencia de vuelo, y ha estado transportando medicinas por todo el país.

En Portada