Pasar al contenido principal
EFE

Azerbaiyán y Armenia intensifican el choque armado en la frontera

Las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán y de Armenia intensificaron hoy el choque armado en la línea de contacto de la zona de conflicto de Nagorno Karabaj, después de que Bakú lanzara una contraofensiva tras asegurar haber registrado ataques del Ejército armenio contra sus posiciones y civiles.

Según el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán, Armenia violó el alto el fuego (de 1994) y lanzó a primera hora del domingo "provocaciones a gran escala" con bombardeos intensivos contra las posiciones del Ejército azerbaiyano a lo largo de todo el frente y contra asentamientos en primera línea de la zona de conflicto.

Según la versión de Azerbaiyán, Armenia empleó en el ataque armas de gran calibre, morteros y artillería, y como resultado del bombardeo se han producido "muertos y heridos entre la población civil", además de "graves daños en la infraestructura civil".

Hikmet Hajiyev, asesor del presidente azerbaiyano, Ilham Alíev, y jefe del Departamento de Política Internacional de la Presidencia azerbaiyana, dijo a Efe que las Fuerzas Armadas "están tomando las medidas de contraofensiva necesarias para evitar una nueva agresión militar de Armenia y garantizar la seguridad de la población civil".

Las fuerzas azerbaiyanas, apoyadas por tanques, misiles y artillería, aviación y drones, han destruido 12 sistemas de misiles antiaéreos de Armenia, según Bakú.

Azerbaiyán ha admitido el derribo de un helicóptero de combate por parte de Armenia, en tanto que Ereván aseguró que sus fuerzas han destruido dos helicópteros azerbaiyanos, tres tanques y tres aparatos aéreos no tripulados.

En un mensaje de su cuenta de Twitter el primer armenio, Nikol Pashinián, denunció la ofensiva azerbaiyana "con ataques aéreos y misiles contra Artsaj" -nombre armenio de Nagorno Karabaj-, y aseguró que el Ejército hará todo para proteger a "nuestra patria de la invasión azerbaiyana".

El Ministerio de Exteriores de Armenia dijo que Azerbaiyán lanzaba misiles "contra asentamientos pacíficos, incluida la capital (de Nagorno Karabaj), Stepanakert".

La diplomacia armenia sostuvo que Armenia proporcionará "una respuesta militar y política apropiada".

La portavoz del Ministerio de Defensa de Armenia, Shushán Stepanián, calificó a su vez de planeada la acción militar de Azerbaiyán, al afirmar en su cuenta de Facebook que "cualquier militar con conocimientos básicos sabe que planificar una contraofensiva lleva semanas".

En julio pasado aumentó significativamente la tensión en la frontera entre Azerbaiyán y Armenia.

El conflicto armenio-azerbaiyano se remonta a los tiempos de la Unión Soviética, cuando a finales de la pasada década de los 80 el territorio azerbaiyano de Nagorno Karabaj, poblado mayoritariamente por armenios, pidió su incorporación a la vecina Armenia, tras lo cual estalló una guerra que causó unos 25.000 muertos.

Al término de los combates, las fuerzas armenias se hicieron con el control del Karabaj y también ocuparon vastos territorios azerbaiyanos, que llaman "franja de seguridad", para unirlo a Armenia.

Azerbaiyán sostiene que la solución al conflicto con Armenia pasa necesariamente por la liberación de los territorios ocupados, demanda que ha sido respaldada por varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Armenia, por su parte, apoya el derecho a la autodeterminación de Nagorno Karabaj y aboga por la participación de los representantes del territorio separatista en las negociaciones sobre el arreglo del conflicto. 

En Portada