Pasar al contenido principal
EFE

Biden pide a republicanos que primen el bien de EEUU ante decisión en Supremo

El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, instó este domingo a los senadores republicanos que primen el interés del país al de su partido y que no confirmen a ningún nominado al Tribunal Supremo de EE.UU. presentado por el presidente, Donald Trump, antes de las elecciones del 3 de noviembre. 

"No soy ingenuo. No me dirijo al presidente de Trump, que hará lo que quiera, no me dirijo a (el líder de la mayoría republicana en el Senado) Mitch McConnell que hará lo que quiera, y lo hace, hablo a esos republicanos que están ahí, a los senadores republicanos que en el fondo saben lo que es bueno para el país (...) y no solo lo que es bueno para el partido", dijo Biden. 

El viernes la jueza progresista Ruth Bader Ginsburg falleció a los 87 años dejando una vacante en el Tribunal Supremo, que está compuesto de nueve jueces, de los que hasta ahora cinco eran conservadores y cuatro progresistas. 

Trump ya adelantó este sábado su intención de nombrar a su sustituto la próxima semana y que sería posiblemente una mujer, después de que líder de que McConnell prometiera que sometería a voto en el hemiciclo al nominado por del mandatario. 

A este respecto, Biden, que dio un discurso desde el Centro Constitucional de Filadelfia, instó a los legisladores republicanos de la Cámara Alta a que sigan a sus conciencias. 

"No voten para confirmar a nadie nominado bajo estas circunstancias creadas por Trump y el senador McConnell, no vayan allí", rogó. 

Biden criticó que McConnell bloqueara en 2016 la votación en el Senado del juez Merrick Garland, nominado por el entonces presidente, Barack Obama, meses antes de los comicios de ese año. "En aquel momento, McConnell se inventó una norma basada en la ficción que, de todas formas creí, de que no debería haber ninguna nominación al tribunal en año electoral. Es ridículo", apuntó. 

Biden, que fue vicepresidente de Obama, consideró que incluso si Trump presenta a un candidato a la corte, la Cámara Alta no debería actuar "hasta que el pueblo estadounidense elija al próximo presidente, el próximo Congreso y el próximo Senado". 

Biden, además, se dirigió a los votantes estadounidenses y vinculó la pandemia de coronavirus, hasta ahora el gran tema de la campaña electoral, con la vacante en el Supremo. 

"Conforme hablo estamos sobrepasando las 200.000 muertes por este virus, decenas de millones de estadounidenses están desempleados, la atención sanitaria en este país está en juego en esta corte y ahora en un movimiento político abrupto este presidente y el líder republicano han decidido forzar un nombramiento vitalicio ante el Tribunal Supremo de EEUU en el Senado. Es lo último que necesitábamos ahora", lamentó. 

Recordó que "Donald Trump está ante el Supremo intentado arrebatar la cobertura sanitaria a decenas de miles de familias; arrebatar la paz mental a más de 100 millones de estadounidenses con enfermedades previas. Si triunfa los seguros de nuevo discriminarán o quitarán toda la cobertura a gente con enfermedades previas como asma, diabetes, cáncer y otros muchos problemas". 

"Y quizás, lo más cruel de todo es que si Trump lo consigue (quitarán la cobertura) por las complicaciones por la Covid-19", señaló. 

El demócrata se refería a la ley de Cuidado Asequible (ACA), también conocida como Obamacare, que el Gobierno de Trump quiere eliminar. 

Durante estos años, los republicanos han planteado numerosos pleitos en los tribunales contra diversos aspectos de la legislación. 

Asimismo, Biden dijo que si es elegido presidente en los comicios nominará a una mujer afroamericana, como sucesora de Ginsburg, y que lo hará siempre tras mantener consultas con demócratas y republicanos.

En Portada