Pasar al contenido principal
AFP

Argentina buscará acuerdo con FMI sin pagos hasta 2024

Buenos Aires |

Argentina buscará un acuerdo con el Fondo Monetario internacional (FMI) para un nuevo programa crediticio sin pagos hasta 2024, afirmó el ministro de Economía, Martín Guzmán, en una entrevista con el diario argentino La Nación de este domingo.
"No queremos enfrentar pagos con el Fondo en el período de 2021 a 2024", explicó el jerarca.
"Tenemos que tener despejado el horizonte de la carga financiera en los próximos años y vamos hacia ese punto" en negociaciones que, auguró, "van a llevar un tiempo" y se realizan sobre la base de "que no hay estabilización posible sin recuperación económica".
Argentina, que pasó este año por el noveno default de su historia, acaba de cerrar la reestructuración de unos 66.000 millones de dólares de deuda emitida bajo legislación extranjera y 41.000 bajo legislación local, con pagos que comenzarán el año próximo.
El gobierno de Alberto Fernández, con Guzmán a la cabeza, buscó un acuerdo con tres años de gracia, pero no lo logró. En cambio obtuvo una reducción del pasivo por el que pagará unos 54 dólares por cada 100 emitidos.
"Veníamos con una carga de deuda insostenible", lanzó Guzmán en una entrevista cargada de duras críticas a la gestión económica del gobierno que presidió el liberal Mauricio Macri (2015-2019).
"Se violentaron las finanzas públicas, quedaron en una situación de muy fuerte deterioro y por eso no podía pagarse la deuda", aseguró a La Nación, al tiempo que destacó la reducción del riesgo país de 2.000 a unos 1.100 puntos tras la reestructuración alcanzada.
"El país tomó entre 2018 y 2019 un préstamo de una cuantía altísima", sostuvo Guzmán en referencia al crédito por 57.000 millones de dólares suscrito con el FMI en busca de estabilizar el mercado cambiario, un monto del que el país recibió 44.000 millones y rechazó -ya bajo la presidencia de Fernández- el tramo restante.
Argentina atraviesa una dura crisis económica, con cerca del 40 por ciento de su población de casi 45 millones de habitantes en la pobreza. El desempleo alcanzó 10,4 por ciento en el primer trimestre, una cifra que se agrava por el confinamiento obligatorio impuesto por el gobierno para combatir la pandemia.
En los primeros cinco meses de 2020 la economía se contrajo 13,2% y el FMI proyecta una caída de 9,9% del PIB este año sobre 2019. La inflación es de 40 por ciento anual, menor al 53,8% de 2019, pero aún entre las más altas del mundo.
Para Guzmán, "ir bajando la inflación (...) es un objetivo central".
Reconoció que la ley de presupuesto que enviará el Ejecutivo al Congreso apuntará a la "recuperación de la actividad" pero "el tamaño (del esfuerzo) está limitado por las restricciones de financiamiento" que enfrenta un país cortado de los mercados de capital.
En un contexto de fuerte erosión de las reservas internacionales argentinas para sostener el tipo de cambio oficial, en un mercado con operativa restringida por un "cepo" a la compra de dólares para ahorro que limita a 200 dólares mensuales el cupo de adquisición, el ministro señaló que el gobierno espera bajar el peso del Banco Central en la financiación del déficit de las finanzas públicas.
Argentina ha procedido a una muy fuerte emisión monetaria en medio de restricciones de acceso a capital para financiar el déficit fiscal.

En Portada