Pasar al contenido principal
Redacción Central

La OMS insta a los gobiernos y ciudadanos a que actúen para eliminar el virus

Redacción Central |

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió ayer a gobiernos y ciudadanos que hagan todo lo posible para eliminar la transmisión del coronavirus que provocó casi 750.000 muertes.

“Esta semana se espera que alcancemos 20 millones de casos registrados de Covid-19 y 750.000 muertos. Tras estas estadísticas hay mucho dolor, sufrimiento”, declaró en una conferencia de prensa. 

“Muchos de ustedes se encuentran en duelo. Pero quiero ser claro, hay esperanza y nunca es demasiado tarde para revertir la epidemia. Pero para ello los dirigentes deben movilizarse para actuar y los ciudadanos deben adoptar nuevas medidas”, dijo.

“Mi mensaje es claro: eliminar, eliminar, eliminar el virus. Si eliminamos el virus eficazmente, podemos abrir las empresas con toda seguridad”, insistió revisando los casos de varios países cuyos esfuerzos han dado frutos. “Algunos países de la región de Mekong, Nueva Zelanda, Ruanda y muchos Estados insulares del Caribe y del Pacífico han sido capaces de eliminar el virus rápidamente”, afirmó.

Repunte de contagios

Las autoridades sanitarias españolas reconocieron ayer que no logran controlar “perfectamente” el contagio del coronavirus, como demuestra el hecho de que España registró en dos semanas el mayor avance de casos detectados entre los grandes países de Europa occidental. El número de muertos aumentó con 65 decesos registrados en los últimos siete días, según balance del ministerio de Sanidad publicado ayer.

“La transmisión, que se debe fundamentalmente a brotes, también está afectada por un cierto nivel de transmisión comunitaria en algunas zonas de España”, afirmó el epidemiólogo en jefe del ministerio de Sanidad, Fernando Simon.

Italia sufrió un repunte de contagios hasta los 463 en 24 horas.

Alemania continúa, tras el receso estival, con la vuelta escalonada a las aulas propia del país, con tres centros cerrados por contagios con el coronavirus y en medio del debate por la obligatoriedad del uso de la mascarilla.
Ayer retomaron las clases los alumnos de los estados federados de Schleswig-Holstein (noroeste), Brandeburgo (este) y la ciudad-estado de Berlín, con un plan de medidas higiénicas elaborado de manera individual por cada colegio de acuerdo a las indicaciones de su respectivo "land" y adaptado a las características de cada centro.
En tanto, en Renania del Norte-Westfalia, el estado federado más poblado de Alemania, las clases comenzarán el miércoles.
Alemania retomaba la semana pasada la actividad escolar tras las vacaciones de verano a modo casi experimental con la reapertura de los colegios en Mecklemburgo-Antepomerania -una región esencialmente rural, donde la incidencia de la pandemia está siendo escasa-, así como en la ciudad-estado de Hamburgo.

En Portada